Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José María de Loma

Ponga un moderado en su vida

Borja Sémper vuelve a la política para ser el portavoz de campaña del PP Sergio Pérez

Ha empezado la temporada de fichajes políticos igual que un día empezó la temporada de alcachofas. La diferencia es que las alcachofas depuran pero los fichajes políticos buscan revolver el estómago al adversario. Una alcachofa en mal estado arruina un estómago pero un fichaje político por muy malo que sea siempre anima los jugos gástricos de alguien. Estamos en año electoral y van a venir muchos fichajes. De independientes, de dependientes, de exiliados o postergados, de relumbrón, de cartón piedra. Hay que hacer las listas electorales en miles de municipios y en no pocas autonomías y hay también que ir cambiando algunos perfiles. El PP no ha mirado fuera, ha mirado dentro y ha autofichado a Borja Semper. Estos días está de tele en tele diciendo que es moderado. Con eso demuestra dos cosas: una, que los demás en su partido no lo son tanto. Otra, que se está ganando ya el sueldo. Ya se lo ganaba bien en una compañía de relaciones públicas de la que era directivo. También con los libros, tertulias y bolos junto a Eduardo Madina. Ambos simbolizan un colegueo ejemplar y muy querido por las zonas ideológicamente templadas del país. Mayoritarias. Feijóo ya tiene con Semper a alguien que transmita las ideas amablemente. Ahora solo le faltan las ideas. De criticar a Sánchez no salen por eso alguien le ha debido de advertir que con Gamarra todo el día oliendo a vinagre no van a conectar con gentes más cool o enrollada. Con gente que quiera menos belicosidad. No es el único fichaje. También vuelven a contar con Íñigo de la Serna, que es un señor de Santander como son los señores de Santander, atildados y finos y de buenos modales. Estos días está aprendiendo uno mucho de Santander gracias a la última novela de Álvaro Pombo, aunque no es menor el conocimiento adquirido sobre las tierras cántabras en las fecundas y frecuentes visitas estos últimos estíos a Castro, Laredo, Santoña y otros municipios de la zona en para entregarnos a los sobaos, las anchoas y el paisaje. Siempre con el peligro de encontrarte a Revilla, una de esas personas que si le preguntas “cómo estás” va y te lo cuenta. De la Serna, poco amigo de las greguerías, ya probó la Corte en su época de ministro. Se esperan más golpes de efecto, tipo Sánchez fichando a Pepu Hernández o Pablo Iglesias autofichándose para ser candidato en las autonómicas de Madrid, que aquello sí que fue un sorpresón. Lo que no se espera es que alguien fiche a Tony Cantó, que nos ha dado una tregua e incluso una alegría alejándose de la primera línea.

El PP ficha a moderados para parecer moderado pero seguirá con una oposición agresiva y combativa. Eso sin olvidar que el Gobierno se las trae también y que ahora que varios ministros van a ser candidatos a alcaldías (Carolina Darías, Reyes Maroto) habrá fichajes, cambios, noticias. Nombres. O eso creemos. Moderadamente

Compartir el artículo

stats