Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Matías Vallés

Al Azar

Matías Vallés

Feijóo quiere ganar sin Sánchez

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. Marta Fernández Jara - Europa Press

Un fantasma recorre la derecha española, ha descubierto con horror que Núñez Feijóo es capaz de perder las elecciones. La sustitución del bullanguero Pablo Casado por un tecnócrata impasible era el arma letal, para hundir un navío socialista desarbolado por la pandemia y la inflación. Este mecanismo infalible se ha encasquillado, y el largo camino hacia las elecciones no ayuda a concretar las expectativas. Los primeros ministros conservadores británicos son devorados por sus correligionarios al mes de tomar posesión, la derecha española ha perfeccionado este mecanismo y abomina de sus candidatos antes de que tengan tiempo de medir sus fuerzas en unas elecciones.

Solo el PSOE neandertal, todavía encabezado por Felipe González, odia más al presidente del Gobierno que el PP. De ahí que la variante española de los líderes conservadores a medio cocinar no responsabilice de sus pecados a un Feijóo indeciso y titubeante. La culpa del estancamiento preelectoral de las derechas recae, no podía ser otra, sobre Pedro Sánchez. Y no como ganador de unas elecciones democráticas, sino por su sola continuidad maléfica. A nadie le importa que el CIS de Tezanos sea tan tramposo como el de Soraya, cuando los sondeos obtenían por azar el resultado idóneo para los designios personales de la vicepresidenta. O que un referéndum catalán sea hoy improbable, frente a las dos llamadas a la independencia recibidas por los populares.

Feijóo quiere ganar las elecciones sin Sánchez, pretende elegir al rival, no tanto por prepotencia como en una rabieta que desnuda su debilidad. Se recriminaba al socialista que no debatiera en el Senado, ahora se le acusa de abusar de su presencia en la cámara inútil. La derecha se ha concentrado con tal intensidad en la ilegitimidad del presidente del Gobierno vigente, que no se ha molestado en estudiar y contrarrestar a su enemigo. Sin embargo, el PP macilento debe tranquilizarse. Ahora mismo es imposible una reedición del triunfo socialista por los pelos, ni con la ayuda impagable de Feijóo.

Compartir el artículo

stats