Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cartas al director

Saliendo al paso del independentismo

En estos últimos años, no ha sido fácil en Cataluña oponerse firme y eficazmente a las actitudes y soflamas de los nacionalistas independentistas, predominantes allí en el espacio público por más que no constituyan la mayoría de la población catalana, aunque sí una nutrida y ruidosa minoría. Los llamados indepes controlan la Generalitat y otras decisivas instituciones (en parte, por un favorable sistema electoral que se niegan a modificar para hacerlo más representativo), así como numerosos medios de comunicación (regados con abundante dinero de los contribuyentes) y el sistema educativo público, lo que les asegura la continua difusión de sus postulados y mensajes ideológicos, insolidarios y contrarios a la Constitución del 78 y a la integración en España. Por eso hay que subrayar el mérito de una reciente obra (El libro negro del nacionalismo, Ed. Deusto) coordinada por la editora barcelonesa Miriam Tey y tres conocidos periodistas, Sergio Fidalgo, Pablo Planas y Juan Pablo Cardenal, adversarios todos ellos del independentismo. Máxime cuando los catalanes constitucionalistas han tenido muy escaso apoyo de los grandes partidos de ámbito español, sea por las conveniencias electorales de éstos a corto plazo, por una cierta inercia desdeñosa, o por simple falta de valor político...

Imposible dar cuenta en estas pocas líneas del variado contenido de un libro de más de 500 páginas. A los posibles lectores quizá les estimule saber que entre quienes contribuyen al mismo –unas 50 personas profesionalmente solventes y opuestas al independentismo– figuran profesores como Rafael Arenas, Jordi Canal, Francesc de Carreras, Ricardo Gª Cárcel o Teresa Freixes; escritores y periodistas como Albert Boadella, Joaquim Coll, Arcadi Espada, Andreu Jaume, Antonio Santamaría o Albert Soler; impugnadores de la injusta inmersión lingüística como Gloria Lago, Ana Losada o Antonio Robles; o activistas sociales como Pilar Barriendos, José Domingo o Eduardo López-Dóriga.

Compartir el artículo

stats