Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el recorte

La mejor intención, las peores maneras

El departamento de Vivienda de la macarronesia guanche ha anunciado que va a entregar diecisiete millones y medio de euros a 6.364 familias como ayudas al alquiler. ¿Y qué clase de alquiler es ese que sale de media más de dos mil setecientos euros por familia? Luego te lo explican. A ver tolete: es que lo que hacen es pagar a año pasado. O sea, a la gente en dificultades, que no tiene perras, les ayudan con el alquiler… Pero les pagan a finales del año en donde ya los han pagado. Resulta raro como un perro verde esto de las ayudas retrospectivas. Primero paga la gente que tiene dificultades hasta para comer y luego ya te ayudan ellos. Deben ser las cosas que pasan en el trópico. Como eso de que Pedro Sánchez haya presumido en La Palma de que las ayudas ya están en marcha y que ya se han gastado 112 millones de euros. Uf. Peligroso. Un amigo, que perdió la casa y la platanera, se queda en mitad de la plaza oyéndole, rascándose la cabeza y pensando, entonces, que dónde está su dinero. El que le iban a dar a él que ahora mismo está malviviendo en una caravana. ¿A quién le han dado esos 112 millones que dicen que han llegado? ¿Y por qué han comprado y entregado unas casas y no otras? ¿Por qué han ordenado parar la compra de más viviendas? ¿Por qué han ayudado solo a algunos mientras otros siguen esperando? Las uvas de la ira crecen muy fácil sobre un terreno abonado con dolor. Y en La Palma está abonado a tope.

Compartir el artículo

stats