Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eficiencia presupuestaria y REF abren la puerta del futuro

El Régimen Económico Fiscal canario (REF), encaminado a promover el desarrollo económico y social del archipiélago, ha estado tradicionalmente diferenciado del vigente en el resto del territorio nacional, desde que los Reyes Católicos establecieron las primeras exenciones fiscales hasta que en 1852 se aprobó la ley de Puertos Francos

Este régimen específico viene reconocido y garantizado en la Constitución, en el Estatuto de Autonomía y en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Del REF se desprenden una serie de incentivos económicos que se refieren a los ámbitos siguientes: transporte y telecomunicaciones; energía y agua; residuos; promoción comercial; promoción y rehabilitación turística; creación de empleo; incentivos a la inversión; universidades y formación profesional. A los que , en los últimos años, han adquirido relevancia otras ramas de actividad económica como la gestión de residuos o el desarrollo de energías renovables, entre otras.

Así mismo, se articulan incentivos fiscales como la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC), Registro Especial de Buques y Empresas Navieras, Régimen Aduanero, Deducción por Inversiones en Canarias, Deducción por inversiones en producciones de largometrajes cinematográficos y de series audiovisuales de ficción, animación o documental, Deducción por inversiones en territorios de África Occidental y por gastos de propaganda y publicidad, Incentivos a la Inversión, Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD) e Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), Bonificación por producción, AIEM (Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías en las Islas Canarias), IGIC (Impuesto General Indirecto de Canario) y la ZEC (Zona Especial Canaria)

El REF es el principal instrumento que tienen nuestras Islas para su desarrollo, para incentivar la actividad económica y compensar los sobrecostes para situarnos en igualdad de condiciones que el resto del territorio nacional.

Los fondos Next Generation y el REF hacen el tándem perfecto para acelerar el proceso de la recuperación económica cuanto antes en Canarias. Para ello, las inversiones que pueden las empresas acometer al acogerse a los fondos europeos deben venir aparejadas al uso de los incentivos del REF que den viabilidad y garanticen la inversión necesaria generadora a su vez de economía y empleo.

Se precisa la urgente flexibilización de los plazos de inversión, periodos de dotación, periodos de utilización o mantenimiento de dichas inversiones y especialmente en el cumplimiento de los requisitos vinculados a la creación y mantenimiento del empleo en Canarias como medio de materialización de la RIC y a los efectos de permitir el disfrute del régimen de la Zona Especial Canaria.

Por ello, ante los nuevos retos a los que se enfrenta nuestra economía es muy importante un REF que garantice nuestra competitividad y el desarrollo económico y social de nuestra región, junto a unas buenas políticas presupuestarias y la eficiencia en la ejecución de las partidas destinadas a la recuperación económica.

Va todo a ganador. No hay otra opción que la colaboración público privada para salir de esta situación y ofrezcamos un futuro esperanzador a empresarios y familias canarias.

Compartir el artículo

stats