Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfonso González Jerez

retiro lo escrito

Alfonso González Jerez

Estrategias de comunicación

Hace unos veinte años, en una rueda de prensa, un dirigente político todavía más o menos en activo nos comentó que había contratado una nueva jefa de prensa. La compañera sonrió a su lado hasta que el político le comentó: «Reparte el dossier, pero tráeme antes un café». No digo yo que las cosas no hayan cambiado, pero quizás no lo suficiente. Les pondré dos ejemplos. Uno, el de los diputados socialistas, que han excusado su voto en contra de la enmienda transacional que excluye al plátano en el proyecto de ley de cadena alimentaria como un error involuntario. Una señora que al parecer es diputada socialista por la provincia de Las Palmas, Araigona González, ha enfatizado mucho en eso de que se equivocaron al votar lo que llaman «la enmienda de Nueva Canarias», que es de NC porque Pedro Quevedo tuvo a bien de presentarla en comunicación con Ana Oramas, quien se recupera de una operación quirúrgica. En los días previos Coalición se había asegurado a través de varios contactos el apoyo en la comisión del PP y de otros grupos nacionalistas y regionalistas para evitar lo que sería la sentencia de muerte para el cultivo del plátano en el archipiélago. Caben sospechas razonables, sumamente razonables, de que ha sido el volcán de Cumbre Vieja el que, al poner a La Palma bajo el foco mediático, con imágenes de fincas de plátanos agonizando bajo la ceniza y la lava, ha impedido finalmente que el PSOE culminase su cruel estupidez. El plátano debió ser desde el primer minuto una excepción en esta normativa. Si no lo ha sido la responsabilidad no cabe achacarla a los diputados nacionalistas, sino al PSOE. Y si no se han dado cuenta, doña Araigona, tienen ustedes un problema. El problema de votar lacayunamente lo que se les ordena. Empieza ejemplarmente su labor como portavoz parlamentario el tinerfeño Héctor Gómez, que seguro que también se despistó y no se ha dado cuenta de nada. Pues bien: los diputados isleños del PSOE necesita un responsable de Comunicación. No para traerles el café, desde luego, sino para inventarles un relato en el que no estén puteando los intereses canarios con tanta fruición o despendole.

Algo más serio ocurre en el Gobierno autonómico. La confusión generada con las ayudas a los damnificados (desde el Gobierno Central, el Ejecutivo autonómico, el Cabildo Insular o las entidades privadas) es progresivamente caótica. Lo de los ertes volcánicos anunciado después del Consejo de Ministros sigue sin explicarse debidamente: ¿qué empresas podrían acogerse al mismo? Por lo demás se me antoja bastante evidente que los ministros involucrados no conocen demasiado bien el tejido productivo de esa zona del Valle de Aridane. Básicamente los afectados son pequeños comercios y tiendas, de naturaleza familiar, y explotaciones agrarias, que son efectivamente empresas, pero con unos especiales características diferenciadoras. Salvo fincas de grandes superficies, el resto de las plantaciones plataneras responden a una estructura minifundista (dos, tres fanegadas) que no tienen empleados propios: se contratan cuando debe cortarse y cargarse la piña o deshijar. Bajo amenaza está la mejor zona platanera de la Isla, desde Tazacorte hasta El Remo, 300 hectáreas prodigiosas. Es difícil imaginar cómo podría aplicarse aquí la figura administrativa del ERTE. Pero están todas las ayudas, apoyos y exenciones restantes que se han anunciado sin orden ni excesivo rigor. Muchos de los damnificados (y familiares) están confundidos y siguen llamando a quien pueden y recabando información donde la encuentran. Todavía ayer no funcionaba la oficina informativa de Los Llanos de Aridane. Este es un problema de Comunicación: centralizar información y mensajes, ordenar el gallinero de datos y disposiciones, unificar en un conjunto reducido y eficaz de canales las oportunidades y requisitos, denunciar y desmontar bulos. Sería un detalle que alguien, en el Gobierno, se pusiera al tajo.

Compartir el artículo

stats