Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el recorte

Ayuditas

El Gobierno de España ha decidido dedicar 5,5 millones de euros –¿van a comprar casetas de perro?– para la compra inmediata de unas viviendas en La Palma donde alojar a las personas que ha perdido sus casas a causa del volcán. Se desconoce qué pensarán del asunto las miles de familias que llevan años y años esperando en vano por una vivienda pública. ¿Qué podemos deducir de todo esto? Cinco millones es lo que se gasta en pipas La Moncloa, pero dicen que vendrá mucho más dinero. Pero lo más importante es que si eres un pobre de solemnidad estás condenado a una eterna lista de espera para intentar conseguir un techo para tu familia, pero si un volcán se lleva tu casa por delante (y se retransmite mucho por televisión) las administraciones se partirán las nalgas para conseguirte otra vivienda de forma inmediata. O sea, que la pobreza sobrevenida y retransmitida se valora mucho más que la crónica y anónima. Estas son las reglas del circo. De todas formas, cinco millones parecen bastante poco para comprar viviendas para tanta gente afectada (y otros cinco más para amueblarlas parecen mucho). En Lorca –tras el terremoto de 2011– se pusieron más de mil doscientos millones para la reconstrucción del lugar. ¡Ah! Y un dato. A fecha de hoy hay muchísimas familias que no han cobrado las ayudas. ¡Avive el seso y despierte: diez años después y numerosas personas siguen esperando!

Compartir el artículo

stats