Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pandemia, confinamiento, erupción volcánica ¿y ahora?

¿Y ahora que vendrá? Es lo que muchos de mis pacientes se preguntan cada día con angustia y ansiedad después de la erupción volcánica en La Palma.

¿Quién nos lo iba a decir? Hace prácticamente año y medio, sin anestesia alguna, nos vemos privados de libertad por la llegada del Covid19. Encerrados cada uno en sus casas, viviendo con ansiedad la incertidumbre que toda la situación conllevaba. Para muchísimas personas fue una de las situaciones más duras de su vida. Para muchas personas fue el inicio de un deterioro en su salud mental puesto que, en esa época, aumentaron los casos de ansiedad, depresión y problemas de sueño.

Toda evoluciona a positivo (eso parece) y de repente, la naturaleza habla en forma de erupción volcánica en La Palma. Una vez más, a muchas personas, en este caso de la isla bonita, la vida les quita todo de golpe. Casi sin pensar y prácticamente con una mano delante y otra detrás, muchos han tenido que dejar en el camino el fruto de sus esfuerzos, sus hogares, sus recuerdos, su medio de trabajo, y entrar de nuevo en la incertidumbre del qué pasará. Un durísimo momento que, sin duda, genera un impacto psicológico demoledor. Ataques de pánico, crisis de ansiedad, estrés post traumático. Por su puesto, esta catástrofe natural, también es un atentado emocional a familiares y conocidos de los afectados directamente, y el empezar a vivir con miedo, incluso pánico, para muchas personas que, aunque no se han visto afectados directamente, han recordado que la vida nos puede quitar todo en un abrir y cerrar de ojos.

Para los no afectados directamente pero que viven con miedo la incertidumbre de la vida:

1. Acepta que la vida es una auténtica aventura. No es negativo ser ambicioso y querer más, pero siempre valorando y disfrutando de lo que uno tiene mientras lucha por conseguir lo que merece.

2. Hay una parte de la vida que depende de ti y otra que no. Invierte bien tu tiempo y esfuerzo en centrarte en lo que sí depende de ti. Haciéndolo, podrás prevenir muchos de tus miedos, pero aún así, la vida te puede encajar un golpe de repente. Por eso, lo importante es el aquí y ahora. De resto, intenta no poner tiritas en heridas que no sabes si aparecerán. Importante aprender a no anticipar catástrofes. porque si tienen que llegar, llegarán.

Para los afectados por la erupción del volcán:

1. Es importante que sientan que no están solos, ni lo estarán.

2. Sin duda, se trata de una situación que para muchos será traumática. Permítanse sentir. Una pérdida, da igual del tipo sea, siempre conlleva un duelo. Es un proceso y es importante pasarlo.

3. Acepta o solicita ayuda psicológica. Tu estado de ánimo va ser, durante un tiempo, como una montaña rusa. Un psicólogo te ayudará a rebajar el impacto mental que todo esto te puede haber ocasionado, a sobrellevar de mejor manera la incertidumbre que vives en este momento y a gestionar tus emociones, no para no sentirlas, sino para ir regulándolas en la medida de lo posible.

4. Es cierto que vas a tener que empezar de cero, que vas a tener que reinventarte y que va a ser una carrera de fondo, pero aunque ahora mismo te parezca imposible, también es cierto que con el tiempo y, recomendable con terapia, llegarás a aceptar lo que ha pasado y seguirás hacia delante.

Muchísimo ánimo isla vecina. No están solos ni lo estarán. El volcán parará, pero la solidaridad no lo hará.

Tamaradelarosapsicologa.com

Compartir el artículo

stats