Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alas al viento

Sentimientos encontrados

Los sentimientos encontrados, también denominados sentimientos contrapuestos, son aquellos que aparecen en cada uno de nosotros en diferentes momentos de la vida y que son, aparentemente, contradictorios. En palabras del propio Freud (1926), quien es preso de los sentimientos encontrados «experimenta un amor bien fundado y un odio tan justificado hacia una misma situación». Es decir, son sentimientos opuestos que están dirigidos hacia el mismo objeto o situación.

Esto es lo que me ocurrió, lo que sentí el domingo, día 27 de septiembre, a las 15 horas y 11 minutos de la tarde, cuando la tierra parió este volcán. Sentí amor al ver dicho nacimiento y, al mismo tiempo, sentí un dolor inmenso. La isla de La Palma estaba y está sufriendo. Las casas, los recuerdos de toda una vida quedan sepultados bajo la lava. Los árboles, las plantas y los animalitos sufren la misma situación. Tristes imágenes, triste momento. En Canarias teníamos la costumbre de ayudarnos entre nosotros, así que cuando estábamos pensando en construir una casita todos echaban una mano, familiares y vecinos. El día que se ponía el techo era toda una fiesta que terminaba con una gran comida compartida. Debemos recordar estas costumbres y ponerlas en práctica de nuevo para dar un buen ejemplo a los niños y niñas. Debemos repasar la enseñanza, los conocimientos que se están dando en los colegios, institutos y universidades para que se incluya, o se refuerce, la realidad del lugar en que vivimos, sobre volcanes. Si no hacemos esto, los niños y niñas, los chicos y las chicas no serán conscientes de ello. Debemos recordar las enseñanzas, las palabras de nuestros sabios y sabias, como lo fue Telesforo Bravo, un ser humano que amó y defendió la naturaleza. Un maestro que dejó una gran enseñanza, una gran huella al manifestar su gran amor por esta bendita tierra. Sin duda, Telesforo Bravo es un ejemplo para todos. Por él tuve la noción de que, en su día, se realizó un mapa, no del tesoro, sino del conocimiento. En este mapa están señalados, con puntos rojos, los lugares donde es peligroso e imprudente construir por riesgo volcánico. No sé dónde ni quién tiene dicho mapa, pero lo que sé y sabemos todos es que en Canarias se ha construido demasiado. Hoteles y más hoteles, lugares de explotación turística que abarcan mucho espacio… También tenemos el otro factor, la gente que quiere vivir aquí; unos, por el clima; otros, por la tranquilidad. Pero, seamos realistas. Esta tierra es escasa y frágil, muy frágil, como podemos ver ahora mismo. Este sistema que beneficia a unos pocos y no a unos muchos debe cambiar.

Recuperarse de algo así es duro, pero no imposible, siempre y cuando las ayudas lleguen a Canarias cuanto antes. Una tierra que estaba afectada ya por la desgracia de la pandemia y que, todavía, sigue esperando esa ayuda que viene de Europa para que las familias que no superen el salario mínimo, de 950 euros, recuperen su economía. La mayoría de los hogares en Canarias está esperando esa ayuda que está prevista para ser entregada antes de finalizar septiembre.

Compartir el artículo

stats