23 de septiembre de 2020
23.09.2020
Manual de objeciones

Salvamento canario

23.09.2020 | 00:20
Salvamento canario

-Aquí patrón de Salvamar Optalidón. Estamos abordando una patera con cuarenta y dos inmigrantes. Vamos a subirlos a bordo y a llevarlos a Gran Canaria.
-Aquí Centro de Descontrol del Gobierno. Negativo, Salvamar. Aborte. Que a esa patera la recoge el Río Inseguro para llevárselos a Tenerife, que los ha pedido el Ayuntamiento de La Laguna. Usted llévese el cayuco para Arguineguín.
-A ver, genio. Si me llevo el cayuco ¿qué hago? ¿dejo flotando a los cuarenta y dos colegas? Además, en Arguineguín ya no cabe un cayuco más.
-Un segundo... Sí. Vale. Me dicen que se va a reunir la Comisión Especial de Coordinación en el Tratamiento de la Inmigración para resolver el problema. Estén a la espera.
-¿Cómo cuánto?
-Cosa así de una semana, más o menos.
-Pero esto no puede ser. Yo no puedo estar una semana abarloado aquí al cayuco.
-Es que en este momento están debatiendo el Plan de Reactivación de Canarias y no se puede sacar a la gente de la reunión para meterla en otra. A ver si tienes un poco de consideración, Salvamar.
-¿Pero y eso qué tiene que ver con esto de rescatar inmigrantes?
-Compañero. Eso es básico. Si no hay un plan y un eje y varios subprogramas, no hay dotación económica para nada. Y si no tienes gasoil no mueves el barco. Ahora mismo se está debatiendo precisamente eso. Y no veas lo importante que es
-QSL Centro de Descontrol. Yo solo digo que aquí tengo a cuarenta y dos personas y que si me alejo de ellos se van a tirar al agua porque se van a creer que los estamos dejando tirados.
-Pásales unas hojas para que vayan rellenando. Y una foto de Luis Yeray Gutiérrez. Díganle que los va a recibir con banda de música. Y que hagan una declaración responsable de que no tienen el coronavirus. Y ya con eso se van entreteniendo.
-Compañera, no sé de qué hojas me estás hablando. Yo aquí no tengo nada excepto chalecos salvavidas.
-Pues mal hecho, Salvamar. No sé si sabes que el procedimiento administrativo es el que es. Que no es lo mismo un inmigrante contagiado que uno sano. Y además, no es lo mismo un inmigrante que huye del hambre que un refugiado político cuya vida está amenazada. ¿Cuántos refugiados tienes ahí
-¿Y yo qué coño sé? ¿Hay cuarenta y dos personas acojonadas en el cayuco y lo que quiero que me digas es lo que hago?
-Llévate el cayuco a Arguineguín y se lo aparcas a Onalia Bueno en el muelle. Y dile que la próxima patera se la llevamos llena de gente y que los va a poder empadronar para que voten en las próximas elecciones.
-¿Pero qué hago con esta gente ahora?
-Que se la lleve el Río Inseguro. Ya te lo he dicho. Es lo que me dicen de arriba.
-Pero el Río Inseguro no está. Para llevarme el cayuco tengo que esperar a que llegue.
-Eso es un problema de ustedes. A ver si se coordinan.
-¿Pero cómo nos vamos a coordinar si los que nos coordinan son ustedes?
-Pues por eso se está reuniendo la Comisión de Coordinación. ¿Ves como al final me das la razón?
-Bueno. Pues me llevo el cayuco y dejo a esta pobre gente flotando, ¿no? Hasta que llegue el Río Inseguro.
-Vale, vale. Pero déjales algo de corcho para que floten. Yo que sé. ¿Tienes por ahí algún libro del Estatuto de Autonomía de Canarias, por ejemplo?
-Tendría que mirar.
-Eso serviría. Y de paso déjales hojas de inmigración para que las vayan rellenando y estén entretenidos. Que no parezca que estamos pasando de ellos.

El recorte

Pisos de acogida. Fernando Clavijo, cabreado como un mono, dijo ayer en el Senado "no conviertan a Canarias en una cárcel". Estaba hablando de la oleada de inmigración que sufren las islas. Le contestó muy serenamente el ministro de Migraciones y Seguridad Social, Jose Luis Escrivá. Y agárrense los machos. Le dijo –y creo que con razón– que en Canarias somos todos muy solidarios con los inmigrantes, pero solo de boquilla. Porque no hay manera de conseguir la colaboración de las corporaciones locales, como cabildos y ayuntamientos, para crear centros de acogida. Y por si alguien tuviera dudas citó expresamente Las Canteras y la negativa del Ayuntamiento de La Laguna a utilizarlo como centro de internamiento. Ah, y no te lo pierdas, ante el caminar de la perrita, aseguró que su ministerio estaba buscando pisos de la Sareb. O sea, después de la iniciativa de alojar inmigrantes en instalaciones hoteleras ahora viene una nueva idea genial: el Gobierno como promotor inmobiliario para inmigrantes. Como se corra la voz nos van a salir los cayucos por las orejas. "Vamos a Canarias paisa, que nos toca hotel o apartamento". A Escrivá se le escapó que a lo mejor viene el 7 de octubre –lo dijo como sin querer– pero que lo de que iba a venir y suspendió el viaje por la oleada de cayucos es un invento de alguien, porque jamás lo había tenido previsto en su agenda. Y añadió que en ese futuro viaje se va a interesar, además de por la inmigración, por cómo no funciona la Seguridad Social en las islas. Eso, francamente, le va a llevar muy poco tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook