01 de agosto de 2020
01.08.2020

Líderes que creen en Dios

01.08.2020 | 06:45
Líderes que creen en Dios

Me gusta decir a mis clientes "que mis líderes creen en Dios". Desarrollamos juntos ese enfoque de la apertura social, de brindarle a la sociedad la posibilidad de dudar y permitirse valorar nuevas alternativas, ampliar las ventanas de visión, ir mas allá de nuestros límites para aglutinar esperanzas y éxitos.
Mi familia es muy plural en ideas e ideologías. Recuerdo que mi padre siempre decía que a los hijos hay que abrirles cuantas más ventanas ¡mejor!; para observar el mundo, analizar los problemas desde distintas perspectivas, estar abiertos a varias opciones, porque eso aporta esperanza ante los tiempos difíciles y de mayor incertidumbre. La misión de los educadores, padres y madres, es ese abanico de posibilidades que ofrecemos a nuestros hijos e hijas con el soporte y apoyo familiar, es ofrecerle un futuro entrenado en familia.
El liderazgo es visión, conducción, soporte, futuro, certidumbre, referencia, coherencia; es el faro en la oscuridad. Es más que filosofía, es tener una visión tan amplia de ti y del mundo, que te permita aglutinar a la sociedad, que seas ese soporte que le garantiza a la persona su bienestar, su satisfacción, que sienta que eres tú el elegido para acompañarle cuatro años, ocho€
En mi trabajo con el liderazgo político, en ocasiones, en el desarrollo de la Marca Personal, se entiende que funciona el marketing político; y me proponen construir a un Candidato/a o gestor publico desde la nada. Mi lucha está en no construir paquetes a corto plazo, 'muy espectaculares' y a la vez de corto recorrido. Funciona y lleva al éxito construir la marca desde los valores y fortalezas existentes, únicos y con identidad, pues eso genera reputación y ganar una elección o permanecer en el gobierno.
Gana desarrollar una marca desde la explotación y exaltación de esos valores propios. Podemos matizar nuestro escenario y contexto político, entrenarnos en oratoria, imagen, discurso, negociación, en gestión emocional. Preguntaros, ¿cómo entrenamos valores? Los valores llevan un proceso de recuperación, más que de entrenamiento, de toma de conciencia, para conectar con ellos nuevamente y llevarlo a nuestras acciones. Así desarrollamos juntos un Manual De Marca que despliegas y que es único e irrepetible. Matizar esos valores que estuvieron en ti, y modularlo a nuestra realidad, a nuestros deseos, a nuestra vida actual y desarrollar un despliegue coherente con un nivel alto de reputación.
Regularmente me encuentro con entrevistas, 'casi' personales, que le realizan a cargos públicos, presidentes, candidatos, cargos en el desempeño de sus funciones publicas, alcaldes o posibles candidatos a reelección. Leo y releo€Y desde matices profesionales siento cómo esas marcas pierden fuerza y poder en su imagen de líder.
Ante la pregunta de un periodista, ¿usted cree en Dios?, hay mucho que reflexionar y abordar hasta llegar a ese punto. Primero, negociar si esa pregunta procede en esa entrevista y de qué manera. ¿Para qué esa pregunta?, ¿qué queremos lograr con ella?, ¿cuál es nuestro objetivo?, ¿qué queremos que la ciudadanía conozca o perciba de nosotros?, ¿qué valores propios están detrás de esa pregunta y, por consiguiente, de nuestra respuesta?, ¿nos conviene la categorización?, ¿genera esperanza nuestra respuesta?, ¿aglutina poder?, ¿habla más de mi equilibrio o de mi desequilibrio emocional?, ¿es un valor adaptativo?
Con relación a los valores de marca política, hay tres conceptos que tenemos que tener presentes en nuestras manifestaciones publicas, entrevistas de prensa y radio: la velocidad, la incertidumbre y la coherencia. Eso nos hará saber si es oportuna la pregunta y adecuada nuestra respuesta.
La velocidad a la que vivimos, tanto a nivel personal y social, hace que nuestro valor sufra matices: "valores adaptativos"
La incertidumbre que generamos con nuestras manifestaciones, cuando la sociedad pide certezas.
La coherencia entre ese valor que proyectamos y su relación con nuestras acciones.
Y un aspecto que me encanta resaltar, es la reducida línea que divide el ámbito personal del profesional dentro del liderazgo político.
A veces me comentan en entrevistas personales y reuniones "es que yo soy así", a lo que me gusta responder entre café y café, "eliges ser así,€ ¿te interesa ser así?"
Vivimos y sentimos a gran velocidad, categorizar o categorizarnos es exclusivamente encerrarnos en una jungla de cristal.
En la reciente Cumbre Mundial de Comunicación Política, su presidente Daniel Ivoskus decía que "Hay una pérdida de ese voto oculto que tenían los partidos. Ahora esa pertenencia se ha perdido, lo que la gente sigue son a líderes o personas que encabezan determinadas luchas".

*Psicóloga.
Asesora - Coach Político.
CEO ETIK
@EtikMaite
www.etikpolitica.es
@etikpolitica

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook