30 de julio de 2020
30.07.2020

Dos singulares herederos

29.07.2020 | 23:35
Dos singulares herederos

Dos nombres comienzan a salir a la superficie de entre las ocultas corrientes que disfrutan del poder en dos de las más siniestras dictaduras actuales, la de Corea del Norte y la de Venezuela. En la asiática es un nombre ascendente el de Kim Yo-Jong; en la suramericana el de Nicolasito. La coreana es hermana del líder Kim Jongun; el venezolano el vástago de Nicolás Maduro. Kim Yo-jong es conocida como portavoz de su hermano y coordina las políticas que lleva a cabo el jefe del país. Tiene tan solo 32 años. Nicolás Ernesto Maduro, Nicolasito, cumplió 30 años el mismo día que comenzaba este verano. La joven coreana estudió en un colegio suizo y era prácticamente desconocida hasta que apareció junto a su hermano en el funeral de su padre, Kim Jong-il, en el año 2011. La dinastía parece que continua. El treintañero hijo del líder chavista estudió economía en la Universidad Experimental de la Fuerza Armada y fue elegido delegado en las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente que organizó su padre para asegurarse un parlamento afín en 2017. En 2018 Corea del Norte decidió participar en los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebraban en Corea del Sur. Para representar al Gobierno de Pionyang viajó al sur Kim YoJong, siendo la primera persona de la familia del fundador de la dictadura, Kim Il-sung, el Presidente eterno de la República, en atravesar la frontera del Paralelo 38 para entrar en Corea del Sur. Más tarde participó en la comitiva de su hermano cuando se reunió con Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur, con Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y con Xi Jinping, líder de La República Popular de China. Y estuvo al lado de su hermano, de pie, cuando Kim Jong-un y Trump se encontraron en Singapur para tratar sobre una posible desnuclearización de la península de Corea. Como destacó la prensa norteamericana, que la sigue desde su aparición en los juegos de Pyeongchang, Kim Yo-jong fue la "contraparte coreana del secretario de Estado Mike Pompeo" en la ceremonia. Yo-jong parece que ejerce con fuerza en el conglomerado del poder norcoreano. Días pasados, tras un mensaje en favor de la paz entre ambos estados pronunciado por Moon, la hermana del joven dictador publicó un comunicado en el que señalaba algo así como que "aunque aparenta ser normal" el presidente surcoreano "parecía que estuviera loco" ya que, dijo, "fue repugnante escuchar su discurso". Al tiempo, comienzan ciertas especulaciones sobre la salud de Kim Jong-un, que tiene unos 36 años. La trayectoria de Nicolasito parece muy distinta. Los medios suramericanos le colocan en algunos eventos bulliciosos poco ortodoxos dentro de la estricta cuarentena mantenida en el país contra el Covid-19. No está confirmado que participase en una fiesta en Caracas con motivo de su cumpleaños en la que hubo protestas del vecindario y hasta enfrentamiento entre miembros de su escolta y la policía, pero su comportamiento con diversas incidencias festivas lo señala. Y sus variados alborotos van apareciendo por diversos departamentos de Venezuela. En círculos políticos venezolanos abundan los comentarios sobre la preventiva preparación del hijo de Maduro para heredar el poder, para ser el suplente del suplente de la revolución bolivariana, rol que jugó su padre en los últimos tiempos de Hugo Chávez. El joven Maduro ha aparecido con frecuencia en recientes actos presididos por su padre y ha participado en llamativos viajes difundidos luego por redes sociales. Justamente recuerdan algunos medios uno que realizó precisamente a Corea del Norte. Hace ahora un año, Nicolasito difundió un vídeo en el que recorría Pyonyang acompañado de unos amigos en un vehículo mientras cantaban merengues venezolanos, viaje en el que fue recibido en una recepción por el líder Kim Jong-un.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook