29 de mayo de 2020
29.05.2020

Iª Muestra Internacional de la Canción del Atlántico

29.05.2020 | 01:19
Iª Muestra Internacional de la Canción del Atlántico

Bajo la alcaldía del recordado Francisco Javier Afonso Carrillo, conocido popularmente como Paco Afonso, la ciudad del Puerto de la Cruz llegaría a experimentar un conjunto de eventos bajo la senda de promoción y difusión turística. Ejemplo de ello sería la Iª Muestra Internacional de la Canción del Atlántico. Atrás quedaban los ecos del Festival de la Canción del Atlántico, conocido como Festival Internacional de la Canción del Atlántico a partir de su cuarta edición, que definieron el panorama musical portuense desde 1966 a 1971. Las seis ediciones marcaron, sin lugar a dudas, un punto de inflexión con numerosos protagonistas e incontables anécdotas que permanecen en la memoria. Los tiempos eran distintos y la experiencia a materializar no podía ser igual. En primer lugar, ya no se trataba de un festival. No era un certamen con el tradicional jurado y sistema de puntuación y clasificación hasta llegar a la ansiada final. Ello fue objeto de crítica o aplauso por parte de diferentes sectores. Para unos, la nueva situación podía perder la intensidad e interés que generaba seguir sesión a sesión a los intérpretes que subían al escenario para defender sus canciones. Para otros, la creación de una Muestra significaba la oportunidad de poder observar sobre el escenario a un conjunto de artistas jóvenes o promesas que, de otra forma, no se podía llegar a conseguir. Así sería. El intenso trabajo entre Club de Vacaciones y el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, junto al apoyo de diversos hoteles, espacios de ocio y otras empresas, lograría materializar una nueva experiencia musical en el Parque de San Francisco durante los días 4 y 5 de junio de 1982. Medios de comunicaciones recogían prácticamente de forma diaria el estado de nervios y expectación. El evento, además, encontraría un gran impulso con la difusión a través del canal de televisión española. Los precios para las localidades oscilaron entre las 2.000 pesetas para butaca y 1.000 pesetas en general frente a las 4.000 pesetas para butaca y 2.000 para general. También existía la posibilidad de obtener un abono y, por tanto, disfrutar de una reducción en la tarifa. La planificación y el trabajo en conjunto para garantizar su éxito era algo evidente.

José Luis Uribarri actuó como director de la Muestra. La dirección musical, sin embargo, recayó en Alfonso Santiesteban, siendo el responsable de una orquesta compuesta por 26 profesionales y estructurada en ocho violines, dos violas, dos violonchelos, dos saxofones, tres trompetas, dos trombones, una guitarra, una guitarra baja, una batería, una percusión latina, un piano y dos teclados. Presentaron la Muestra dos rostros muy populares de la televisión. Marisa Medina (vinculada a la presentación del recordado Festival de la Canción del Atlántico, tanto en la III edición con Tico Medina, como en la V edición con José Luis Uribarri) y Jorge Alemán (asociado a la presentación en Televisión Española en Canarias).

La nómina de artistas fue increíble, con temas muy populares y de moda bajo el contexto de los años ochenta. Gilbert O´Sullivan (Un minuto de tu tiempo y Matrimony); Barrabás (Otra vez en ruta y No mates al león); Anne Bertucci (I´m number one y You´re out); Dyango (Si la vieras con mis ojos y Me gusta); Ricchi e Poveri (Será porque te amo y Me enamoro de ti); Juan Carlos Senante (Mojo picón y Cobarde); Goombay Dance Band (Siete lágrimas y My Bonnie); Francisco (Me equivoqué otra vez y Acércate); Al Bano y Romina (Sharazan y Felicidad); José Vélez (Despiértate mujer y Por ti); Orquesta Mondragón (Caperucita feroz, Estoy harto de ti muñeca, Just a gigoló y Bésame tonta) y José Luis Rodríguez, conocido artísticamente como 'El Puma', (Dueño de nada, Te conozco desde siempre, Un toque de locura y Pajarillo).
Fue un evento apoteósico. Sus resultados contribuyeron con creces una vez más a la difusión de la ciudad turística. Un eco que aún sigue resonando para las numerosas personas que lograron acudir a las instalaciones del recordado Parque de San Francisco a inicios de junio del año 1982.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook