15 de febrero de 2020
15.02.2020
Artículo Indeterminado

Toda acción tiene su retorno

Este martes pasado se celebró en el teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife el encuentro anual sobre acción social que organiza la Fundación Bancaria "la Caixa"

14.02.2020 | 21:27
Toda acción tiene su retorno

Este martes pasado se celebró en el teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife el encuentro anual sobre acción social que organiza la Fundación Bancaria "la Caixa". Acudieron a dicho acto más de 800 personas entre directivos y empleados de la entidad financiera, empresarios, clientes e invitados especiales -como el padre Pepe Hernández de la fundación Buen Samaritano y párroco de Añaza, Benjamín Barba presidente de la asociación Kairós situada en los Gladiolos, o el campeón del mundo de Paratriatlón Juan J. Aguilar de Atletas sin Fronteras-, que mantuvieron una charla coloquio muy interesante y reveladora sobre una realidad -la importancia que hoy día tiene la acción social y el voluntariado-, para paliar en lo posible las desigualdades que, por desgracia, persisten en nuestra sociedad.

Fue Juan Ramón Fuertes, director territorial para Canarias de CaixaBank, quien expuso a grandes rasgos la historia de Francesc Moragas, que hace más de 150 años siguiendo su propio lema de "con el trabajo en la cabeza y la gente en el corazón", creó lo que hoy se puede considerar como una de las fundaciones filantrópicas más importantes e influyentes del mundo, y repasó las acciones que durante el año 2019 llevó a cabo dicha fundación en Canarias en general y en Tenerife en particular, destacando la atención integral a personas con enfermedades terminales, o el apoyo continuo a la hospitalización de los más pequeños; sobre vivienda, destacando los pisos de alquiler solidarios; de la interculturalidad y la cohesión social; la integración laboral o la lucha contra la pobreza en general, destacando la pobreza infantil y la exclusión social que ello significa.

Durante la exposición detallada que se hizo por parte de algunos intervinientes, entre los que se encontraban 8 responsables de las distintas oficinas de la entidad, se puso de manifiesto la importancia de algunos proyectos, como la recogida de alimentos, principalmente de leche -siguiendo la campaña de ningún niño sin bigote-, o el árbol de los deseos que en navidad organizan dichas oficinas para transformar en realidad los sueños de los niños más necesitados, y demás proyectos sociales que han supuesto que el año pasado la Obra Social "la Caixa" destinara casi 1.500.000 euros a 67 proyectos sociales en Canarias que alcanzaron a unas 19.000 personas, con la intención de mejorar en lo posible sus condiciones de vida.

Se mencionó el informe que anualmente lleva a cabo la fundación canaria de Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada, más conocido como el informe FOESSA, en el que se detalla el nivel de exclusión y desarrollo social en Canarias donde expone porcentajes superiores al 30 %, cifra inadmisibles para una sociedad supuestamente desarrollada, rica y solidaria. Donde los bancos de alimentos reciben y reparten miles y miles de kilos de comidas diarias entre personas y comedores sociales.

También se habló de la solidaridad de las personas, sobre todo de los miles de voluntarios que colaboran de forma desinteresada en ayudar a los que más lo necesitan y que, sus acciones, aunque sea por aquello del karma y la casualidad -toda acción tiene su retorno-, siempre serán recompensadas con buenas consecuencias. Aunque realmente esto sería lo de menos; porque de lo que se trata en realidad es de que, toda acción o actividad bien encauzada -lo que llamamos altruismo-, tenga un verdadero sentido para quien lo realiza; y, sobre todo, tenga unas consecuencias positivas para quienes va dirigido; para que entre todos podamos construir una sociedad mejor y más justa.

stylename="070_TXT_opi_02">macost33@gmail.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook