14 de septiembre de 2019
14.09.2019
A BABOR

La construcción de una mentira

14.09.2019 | 01:51
Francisco Pomares

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal -más conocida por Airef- es el organismo que vigila las finanzas públicas desde que empezó su andadura en 2014. Fue creada para garantizar que las Administraciones Públicas cumplieran el principio de estabilidad presupuestaria incorporado en el artículo 135 de la Constitución, mediante el control del cumplimiento presupuestario y del endeudamiento. Como organismo independiente, la Airef ha logrado mantener en estos cinco años una reputación de objetividad e independencia de los distintos gobiernos. Por eso, cuando Román Rodríguez anunció que la Airef había advertido que Canarias se encontraba en riesgo de incumplir con sus obligaciones fiscales, cundió la alarma. La Airef no exagera ni miente ni se presta a argumentos o connivencias políticas, de donde se desprende que -efectivamente- Canarias debía estar incumpliendo, o en riesgo de hacerlo. La comunicación de Román Rodríguez se produjo al mismo tiempo que una recomendación del Ministerio de Hacienda (que responde -obviamente- a los intereses del Gobierno) en el mismo sentido. Rodríguez planteó como solución al problema -presentado como una consecuencia de la falta de previsión de Rosa Dávila y como resultado de saltarse la regla de gasto- un recorte de más de 170 millones, que fue inmediatamente aprobado. El primer recorte desde el final de la crisis. La decisión de Rodríguez nos sorprendió a todos: primero por denunciar que el anterior Gobierno pasara de la regla de gasto, cuando él -en la oposición entonces- había defendido que se hiciera, acusando al Gobierno de cobardía política por no adoptar la medida, que Dávila sólo autorizó cuando las elecciones estaban a la vuelta de la esquina, para pagar obligaciones con los funcionarios y resolver el problema de las horas paulinas, esas dos horas y media de más trabajo, que Paulino Rivero impuso a los sanitarios durante la crisis.

Sorprendió también que Rodríguez no hiciera referencia al impacto sobre el déficit del hecho de que Madrid decidiera congelar los adelantos de fondos a las comunidades autónomas. Pero si era la Airef quien decía que Canarias no iba a cumplir, resultaba muy preocupante. Porque la Airef no miente. No lo hace nunca.

Ayer se divulgó el informe oficial de la Airef, y con él, los datos relativos al cumplimiento del déficit por parte de las regiones. La sorpresa es que se mantienen las conclusiones y la calificación de probabilidad de cumplimiento del objetivo de estabilidad en 2019 para Canarias. De hecho, el informe deja claro que es "muy improbable" que cumplan sus objetivos Aragón, las Islas Baleares, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Murcia y Valencia, "improbable" en Andalucía, Asturias, Madrid y La Rioja, "factible" en Galicia y "muy probable" sólo en Canarias y en las únicas dos regiones españolas que mantienen un sistema de fiscalidad propia, que son Navarra y el País Vasco. Canaria es la única región española de régimen general de financiación que cumple. La única.

¿Quién se inventó entonces lo del informe de la Airef? ¿Y para qué? ¿Para poder empezar con los recortes? ¿Para justificar la futura subida de impuestos? Alguien debería explicar qué informe de la Airef es el que usó el Gobierno para meter ya la primera tijera en los presupuestos, y porqué se hizo si no era en absoluto necesario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook