11 de septiembre de 2019
11.09.2019

¿Emprender? ¿Para qué?

11.09.2019 | 01:31
Cosme D. González Delgado

Después de varias semanas hablando con amigos y familiares de la idea de emprender un negocio, me he encontrado con algo, que es normal en nuestro país y que desgraciadamente muchos jóvenes viven hoy en día. Cuando un joven con muchas ganas y entusiasmo tiene la idea de abrir un negocio por su cuenta, ya que los empresarios no le dan oportunidades, se encuentra con un muro, prácticamente irrompible por quien le plantea la siguiente pregunta: ¿Emprender? ¿Para qué?; muchos jóvenes, ante esta pregunta, tienen una buena respuesta, que es la única y verdadera que debería de existir: Pues para crecer como persona, saber llevar mi propio negocio y, si Dios quiere, en un futuro ofrecer el trabajo que a mi me niegan por la inexperiencia. Otros se quedan perplejos y en su mayoría desisten de la idea de ser su propio jefe y de tener su propio horario.

Otra de las trabas que hay para poder emprender son las administrativas, ya que para dar de alta tu negocio tienes que rellenar demasiados papeles, para así presentarlos. No olvidemos la parte municipal, que dependiendo del ayuntamiento te lo tramitan ágilmente o te dan un plazo de hasta un año para poder abrir puertas; tienes que pasar un examen de acondicionamiento del local y dependiendo del negocio son unos requisitos u otros.

Dejando el papeleo a un lado, otra de las cosas que más asustan a la hora de abrir un negocio es la cuota de autónomo, ya que es muy alta. En varios países de la Unión Europea no se paga cuota del mismo, sino que va en función a tus ganancias. Aquí no, somos especiales, no solo declaras tus ingresos como trabajador autónomo, sino que además tienes que pagar una cuota mensual para así poder pertenecer al RETA. La cuota de estos trabajadores oscila entre los 283,32 y los 1.221,03 euros mensuales. Para una persona que está empezando, pagar esas cantidades es imposible, de ahí surgió la famosa tarifa plana que se ofrece a bombo y platillo.

En el siguiente párrafo nos centraremos en ella. Volvamos a la tarifa normal, estos empresarios que ganan lo justo para sobrevivir al inicio y probablemente a lo largo de la vida de su negocio. Este gasto mensual les es difícil de afrontar y más cuando tus ingresos son menores a la cuota. Hay muchos pequeños, pero buenos negocios, que cierran al cabo de unos meses por no poder acarrear los gastos, entre ellos la tarifa de autónomo, lo cual conlleva tener una deuda con la Seguridad Social de este país, al no afrontar el gasto del autónomo. Se declaran en bancarrota y cuando obtienen un trabajo, se llega a un acuerdo, si el organismo lo permite, y se le va quitando una parte proporcional del sueldo para pagar la deuda más sus intereses. Si mal no recuerdo, nunca se le debe quitar al trabajador más de lo que gana y no se le debe dejar sin el SMI (Salario Mínimo Interprofesional). Esto lleva a las familias al desastre, ya que si tienes un contrato de media jornada y con deudas en la SS, te dejan con casi nada para sobrevivir el mes, acarrear los gastos y darle de comer a tu familia.

Tras escuchar un rumor sobre la tarifa plana para los nuevos autónomos, me dirigí a diferentes fuentes, entre ellas asesorías laborales, la página de la Seguridad Social y otras páginas web, para así poder hacer este párrafo con la mayor veracidad posible. Les comento el rumor que me llegó. De antemano digo que es falso, ya que la información que he reunido así lo indica, lo que llegó a mis oídos decía así: "Eso de la tarifa plana es un engaño, ya que si te das de baja antes de llegar a los 2 años, te hacen ingresar la diferencia de los 50 o 60 euros que has estado pagando mensualmente." Imagínense mi enojo cuando escuche eso. Como ya conté, me apresuré a confirmarlo por diferentes fuentes. Lo que pasa con la tarifa plana es que si te das de alta por primera vez y luego te das de baja, tienes que esperar 2 años para volver a darte de alta y beneficiarte de la misma, si te das de alta antes de ese tiempo, ya no tendrías la bonificación. Dada la desinformación que sufren muchos de los que quieren emprender, ya sea por no saber buscar o por no ir a los lugares adecuados a preguntar, con la tarifa plana tienes diferentes reducciones y es extensible a un tercer año.

A continuación veremos las diferentes fases: de 0 a 12 meses, eligiendo la base mínima, pagarás 60 euros; de 12 a 18 meses se te hace una reducción del 50%, por lo que pagarías 141,65?; de 18 a 24 meses se te aplica una reducción del 30% por lo que pagarías 198,31?. Ahora, si quieres beneficiarte de su extensibilidad, asegúrate de tener menos de 35 años si eres mujer, y menos de 30 si eres hombre, ya que te volverías a beneficiar de otros 12 meses con una reducción del 30% pagando otros 191,31?.

No veo mal que se den facilidades al emprendimiento, pero a ver cómo un joven que quiere emprender y salir hacia adelante, si no puede hacerse cargo de la cuota por los ingresos que obtiene. Es una desgracia. Aunque sabemos del gasto, lo que sucede es que tienes que elegir entre pagar la cuota o los gastos del negocio para así poder seguir avanzando. Normalmente se elige la de pagar los gastos, ya que es lo más lógico. Lo malo viene cuando llega la carta de Hacienda reclamando la cuota de autónomo más los intereses. Para colmo, este año subieron la cuota, lo que entristece a muchos autónomos o aspirantes al mismo. Yo abogo por un país sin cuota de autónomo. En España podríamos imitar a algunos países de la Unión Europea, que no tienen cuota, sino que a base de sus ganancias Hacienda aplica un porcentaje sobre las mismas. Estos autónomos tienen derecho a todas las prestaciones sociales del país, como la asistencia sanitaria, pensión estatal contributiva, prestación por maternidad, etc.

Mientras los gobernantes no quieran buscar una alternativa para la cuota de los autónomos, muchos jóvenes seguirán diciendo lo mismo: ¿Emprender? ¿Para qué?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook