08 de agosto de 2019
08.08.2019

Rehabilitar a toda costa

07.08.2019 | 23:48
Pablo Miguel de Souza Sánchez*

Durante la época de la burbuja inmobiliaria iniciada en nuestro país a principios del siglo XXI, Greenpeace comenzó a publicar anualmente el famoso informe Destrucción a toda costa, en el que se alertaba de la construcción masiva del litoral y de la degradación ambiental causada. Una de las últimas conclusiones del informe resalta que durante los últimos 18 años se han destruido el equivalente a dos campos de fútbol al día en España, en la franja delimitada por los primeros 500 metros de costa, con la consecuente reducción de biodiversidad, limitación de recursos naturales y pérdida de sostenibilidad medioambiental.

Esta degradación del medio natural no es ajena a los problemas mundiales que representa el cambio climático y nos debe hacer reflexionar sobre el papel activo que debe tomar la industria de la construcción en la reducción de sus impactos ambientales, tanto en el proceso de fabricación material como en el posterior de utilización del producto construido. La hoja de ruta para el año 2050 de la Unión Europea establece como prioritaria una reducción del 80 % de las emisiones de gases de efecto invernadero en los próximos 30 años. Para ello, todas las instituciones y sectores productivos debemos ser conscientes de nuestras responsabilidades y ejercer un liderazgo social.

En la Declaración institucional de emergencia climática y ambiental del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), difundida el pasado mes de julio, se considera de "importancia capital" adecuar el hábitat construido para frenar el calentamiento global, para "evitar que las consecuencias (?) sean irreversibles, los arquitectos y arquitectas debemos asumir nuestra responsabilidad y el liderazgo que nos demanda la sociedad, intensificando nuestra acción, tanto en el ejercicio cotidiano de la profesión, como de forma colectiva".

La costa de Tenerife ha sufrido un intenso proceso de transformación desde los años 70 hasta nuestros días, muchas de las áreas naturales costeras sufren presiones para su pronta incorporación al tejido urbanizado y productivo. La demanda de viviendas para la población residente sigue creciendo, como lo hace también el precio del alquiler, así también siguen demandándose nuevas camas hoteleras. Sin embargo, los centros urbanos históricos se están vaciando y gran parte de la construcción existente no sigue los estándares de calidad ambiental actuales, dándose graves problemas de falta de acondicionamiento térmico en la construcción residencial y turística de nuestras costas.

De acuerdo con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el sector residencial es responsable de cerca del 20 % del consumo energético, por lo que es más urgente que nunca hacer una llamada de atención a los poderes públicos y privados para que tomen conciencia de la necesidad de una política de incentivos tanto a la rehabilitación de nuestros cascos históricos como a la renovación de la edificación turística obsoleta y de las viviendas para que cumplan los nuevos criterios de aislamiento acústico y término. Necesitamos con urgencia políticas integrales de transformación que establezcan el marco adecuado para que se promueva la renovación de los entornos urbanos y de nuestra planta hotelera.

Así mismo, las instituciones educativas debemos liderar el cambio que afronte la adaptación de nuestra sociedad a los efectos del cambio climático. Viviendas de bajo consumo, bien aisladas, en buenas condiciones estructurales y constructivas, y que incorporen los nuevos sistemas de ventilación pasiva, donde se filtra el aire para mejor control del polvo atmosférico, serán la mejor garantía para afrontar la contaminación del aire y el aumento de la temperatura global.

Desde la Universidad Europea de Canarias tenemos el firme compromiso por presentar una formación que esté a la altura de estas nuevas necesidades sociales y ambientales, y ofrecemos a nuestros estudiantes de la Escuela de Arquitectura el único Máster Universitario en Arquitectura que se imparte en Canarias que habilita para ejercer la profesión de arquitecto tanto en España como en Europa. En esta titulación hemos incluido las asignaturas de Patrimonio, Gestión e Intervención y Rehabilitación Integral que, junto a la de Construcción Industrializada, hacen un tándem perfecto para formar a los futuros profesionales en las nuevas necesidades de la sociedad, para que aporten soluciones innovadoras sostenibles en los campos del urbanismo, la rehabilitación y la edificación.

*Profesor de la Escuela de Arquitectura de la UEC

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook