Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Si TV-3 no calienta al personal, la protesta amaina

La crítica de Monegal: Si TV-3 no calienta al personal, la protesta amaina.

Unos 6.500 manifestantes ante la cumbre hispano-francesa según la Guardia Urbana. Unos 30.000 según los propios protestantes. En cualquiera de las dos estimaciones, poco éxito de convocatoria comparado con las millonarias concentraciones ‘procesistas’ de antes. He escuchado esta mañana en el telehipódromo nacional opinadores señalando que esta baja asistencia se debe a que Catalunya está cansada del ‘procés’, que está escarmentada con tantas mentiras por todas partes, y que está harta y pasa.

Mi opinión, que puede ser en parte compatible con la otra, es que esta escasa participación se debe en gran medida a que TV-3 esta vez no ha actuado como estufa calentando al personal, ni como pócima televisiva excitante, ni como ‘cheerleader’ animando al personal a protestar. A Dolors Feliu, presidenta de la ANC –primera escuadra de esta manifestación diseñada en Waterloo– TV-3 no le negó entrevista. Se la hizo, sí. O sea, le dió megáfono y visibilidad para que lanzase su proclama. Pero lo hizo a la una de la madrugada, en la nocturnidad del programa ‘Més 324’.

Los ‘Telenotícies’ de estos días previos tampoco se han transformado en altavoces o ganchos para animar al personal a participar en la protesta. Debido a la curiosísima dislexia que le ha sobrevenido a ERC, con Aragonés dando la bienvenida oficial a Sánchez y Macron, y con Junqueras en el otro lado participando en la protesta, los informativos de TV-3 han tenido que realizar un arte equilibrista, casi funambulista, francamente elogiable.

Más: este jueves por la mañana TV-3 no ha desplegado una batería de informadores-aplaudidores mezclados con entusiasmo con los protestantes, como hacía cuando en esta cadena mandaba Sanchis. Han hecho un seguimiento estrictamente informativo. Es verdad que no nos han dado los insultos a Junqueras, pero sí la sonora bronca que los devotos de Waterloo con tanta acritud le han propinado.

Concluyamos: la primera imagen del ‘TN migdía’ de este jueves ha sido Macron y Sánchez, distendidos y amigables, y un rótulo que decía ‘Francia y España estrechan lazos’. Nada de arrancar con estampas de la protesta, ni mostrando un primer plano de esa pancarta que decía «Ni Francia ni Espanya, ¡Països Catalans!». ¡Ah! Yo creo que Sanchis, que ahora se cobija en 8TV, debe estar consternado.

Compartir el artículo

stats