Las tradicionales vacaciones de verano son, probablemente, las más esperadas del año. Tras mucho esfuerzo a nivel laboral, llega el momento del relax y la desconexión. De olvidarse de los mails y las llamadas de trabajo para pasar tiempo en pareja, con la familia o los amigos, pero, sobre todo, para aprovechar y recorrer mundo en busca de nuevos destinos.

Cada persona tiene sus propios gustos y en esto de viajar, sobre todo en una época del año en la que el calor puede jugarnos una mala pasada, hay que buscar un buen destino teniendo en cuenta todo tipo de factores.

Hay personas que son unos enamorados de Europa y les encanta recorrer esas calles llenas de historia; otras que optan por alejarse lo más posible y, por qué no, el Sudeste Asiático puede ser una buenísima opción, o quienes deciden irse precisamente al otro lado del mundo, y ver de cerca esos edificios neoyorquinos que tanto han observado por televisión.

Cualquier opción es buena con tal de salir de la rutina.

Destinos para agosto

Fez

Fez Wikipedia

La ciudad marroquí de Fez es una buena opción para visitarla en agosto, o en cualquier otra época del año, a pesar de que el calor puede ser bastante fuerte. La considerada capital cultural de Marruecos y conocida por su medina amurallada Fez-El-Bali, es ideal para perderse por sus callejuelas o adquirir algún recuerdo en sus zocos. De hecho, la Medina cuenta con alrededor de 9.000 callejones en los que perderte como si de un verdadero laberinto se tratara.

Un viaje a Fez puede convertirse en toda una inmersión cultural y gastronómica. Y, para ello, nada mejor que degustar algunos de sus platos más tradicionales. Del popular cuscús al tajine, la pastela o el 'zaalouk' -ensalada marroquí-.

Sin lugar a dudas, en Fez hay muchos lugares para visitar y algunos de los imprescindibles son: la Madrasa de Bou Inania, la monumental puerta de entrada a la Medina, el Museo Dar Batha, el palacio real o la Torre Norte.

Vietnam

Bahía de Ha Long Wikipedia

El Sudeste Asiático es una opción segura para quienes buscan algo totalmente radical a lo que están acostumbrados. En este marco incomparable, Vietnam se ha convertido, en los últimos años, un destino de moda para millones de personas que buscan playas de ensueño y naturaleza.

La bahía de Ha Long es la postal de ensueño que puedes ver en cada imagen turística del país y que, muy probablemente, te atrapará hasta que logres visitarla alguna vez. Pero, sin duda, de las mejores cosas que puedes hacer en un país como este es adentrarte en su cultura, conocer a su gente, recorrer mercadillos y visitar sus espacios naturales.

Aunque tampoco podrás abandonar este lugar sin bañarte en sus paradisíacas playas o conocer la ciudad de Hanói. Sin duda, un país con el que acertarás al 100%.

Florencia

El Duomo de Florencia El Día

Difícilmente en Italia encontrarás una ciudad que no sea bonita. Pero si hablamos de belleza, Florencia es la joya de la corona. La capital de la Toscana es reconocida como la cuna del Renacimiento, por lo que probablemente no podrás dejar de sorprenderte a cada paso que des por la ciudad.

Sus joyas de la arquitectura te invitarán a querer pararte delante de cada edificio, desde el conocido 'duomo' - catedral de Santa María del Fiore-, hasta la iglesia de Santa Croce, la Basílica de Santa María Novela o el Palazzo Vecchio... Mires donde mires encontrarás arte y sentirás ganas de dejarlo inmortalizado.

Pero, además, no puedes irte de Florencia sin visitar sus mercadillos y, sobre todo, sin ver de cerca la impresionante escultura de David de Miguel Ángel.

Y esto no es todo. Si viajas desde Canarias cuentas con la suerte de que la aerolínea Binter cuenta con ruta directa todos los sábados.