Las lentejas son una de las legumbres estrella de la gastronomía española. Del potaje de lentejas a las lentejas compuestas... no hay quien se resista a un buen plato. Y, si no, como dice el dicho: "lentejas, el que quiere las come y el que no, las deja". Aunque con lo ricas que están, son pocos los que optan por esta segunda opción.

En su faceta más moderna, y gracias a la introducción de sabores del exterior, también es común degustar el hummus de lentejas.

Si eres un gran aficionado a este tipo de legumbres, probablemente te preguntes si es bueno o no consumirlas a diario. Puedes estar tranquilo, ya que aporta notables beneficios al organismo, aunque debes consumirlas en cantidades normales.

Origen

El cultivo de la lenteja cuenta con unos 8.000 a 9.000 años de antigüedad. Su origen se centra en Irak, desde donde se extendió a los países limítrofes, como Grecia, Bulgaria… Desde Europa viajó hacia América, donde es considerado un producto reciente.

Un plato de lentejas. Canva

En la actualidad, la lenteja se cultiva en las regiones templadas, siendo la India uno de los principales productores mundiales de este alimento.

Propiedades

Las lentejas son una fuente de energía y de proteínas. Además, cuentan con un importante aporte de minerales y vitaminas.

Entre ellos podemos encontrar el potasio, calcio, magnesio, yodo, hierro, fósforo y zinc, pero también aporta grandes cantidades de vitamina B, y también tienen mucha fibra.

Beneficios

Con todas estas propiedades, es normal que sea un alimento clave en la mayoría de las cocinas. De hecho, se recomiendan a personas con enfermedades cardiovasculares o con anemia ferropénica, por ejemplo. Estas son algunos de sus beneficios para el ser humano:

  • Ayudan a controlar el hierro
  • Protegen de enfermedades cardiovasculares
  • Refuerzan el funcionamiento del sistema nervioso
  • Reducen los niveles de glucosa en sangre
  • Ayudan a adelgazar o controlar el peso saludable
  • Ayudan a ganar masa muscular
  • Favorecen la salud del sistema digestivo
  • Ayudan a reducir el colesterol
  • Son buenas contra la diabetes