Siete quesos canarios diferentes y una cáscara exterior de chocolate conforman la tarta de queso de moda en el Archipiélago. Adrián Ramírez, chef y fundador de la cuenta El chef con botas, visitó una panadería lagunera de orígenes palmeros para crear una cheesecake de edición limitada. La creación se realizó en Zulay, en la Plaza de San Cristóbal número 15, a manos del Campeón Regional de Pastelería de 2022, Rubén Medina y el influencer con 113.000 seguidores en Instagram.

La combinación ganadora es una mezcla de semicurados, curados y ahumados. Esta última variedad, según detalla El chef con botas, aporta un toque más pronunciado que simboliza y recuerda el origen volcánico de Canarias. El diseño también es un guiño al color de la ceniza, con exterior comestible de chocolate. Además, revela que los ingredientes son principalmente de Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura.

Ambos cocinillas, tras una extensa cata de quesos de lugares como la Charcutería Chicha, eligieron los ingredientes que darían vida a la tarta de queso más canaria. "Te lo he puesto difícil porque nos han abierto las puertas de muchas queserías", le reconoció el chef canario a su invitado.

Esta delicia gastronómica estuvo disponible durante este fin de semana, tanto en los locales de La Palma como en Tenerife, y agotó existencias a primera hora del domingo. Su precio era de 12 euros por tarta. Aunque confiesa que se hizo para ser una creación exclusiva, "al ver el éxito que tuvimos quizás haya que volver en un futuro".

La moda de las cheesecakes

Muchos restaurantes, panaderías y pastelerías se han unido a la moda de las tartas de queso. Las hay de todos los sabores y en diferentes texturas. El debate está servido, pues hay quien la prefiere sólida y con pocos ingredientes o quien opta por creaciones más extravagantes y mayor cremosidad. Sin embargo, con la edición limitada de la panadería Zulay, el creador de contenido señala que no existió la polémica, todo el mundo quería hacerse con una.

La marca cuenta con cuatro locales en la provincia occidental, tres de ellos en La Palma y uno en Tenerife. Se caracteriza por utilizar ingredientes de máxima proximidad y calidad. Siempre con el sello palmero, con creaciones tan originales como el dulce Come Gofio o los croissants de cheesecake. También apuestan por lo salado con el que para muchos es el mejor sandwich de pollo de la Isla y una variedad de panes de masa madre que incluye uno proteico.