La cocina es uno de los lugares más propensos a incendios en el hogar, según estudios de bomberos y aseguradoras. Aunque las instalaciones modernas suelen contar con sistemas de desconexión automática ante fallos eléctricos, el riesgo de incendio sigue presente debido a descuidos o pequeños fallos. En España, la mayoría de incendios domésticos tienen su origen en la cocina, como lo demuestran los datos de la aseguradora AXA, que indican que el 60% de los incendios domésticos comenzaron en la cocina.

A pesar de la alta incidencia de incendios en la cocina, la mortalidad es menor en comparación con otros orígenes de fuego, como sistemas de calefacción o cigarrillos en la cama.

El informe de 2022 de la Fundación Mapfre y la APTB revela que los incendios en la cocina causaron la muerte de 20 personas, de las cuales 9 murieron mientras cocinaban, una cifra pequeña comparada con las 56 muertes relacionadas con problemas eléctricos.

Causas de los incendios en las cocinas

Cuidado: estos son los electrodomésticos más peligrosos de la cocina El Día

El aparato más peligroso en la cocina es la sartén, seguida del horno y la freidora. Las distracciones al cocinar son una causa común de incendios. Los expertos recomiendan evitar distracciones como llamadas telefónicas o ver televisión mientras se cocina. Además, el uso de aceite puede complicar la situación, ya que intentar apagar un incendio de aceite con agua puede agravar las llamas.

Otro aparato que contribuye a los incendios es la campana extractora, especialmente si no se mantiene limpia de grasa. Los bomberos advierten que una chispa puede prender la grasa acumulada, extendiéndose a través de los tubos de ventilación si estos también están sucios.

Aunque el tostador no es tan peligroso en España como en Estados Unidos, la acumulación de migas puede causar pequeñas llamas. Los fallos eléctricos se han convertido en la principal causa de incendios domésticos, con la sobrecarga de alargadores y ladrones como una fuente común de problemas en cocinas con instalaciones eléctricas antiguas.

Programar electrodomésticos como el lavavajillas para que funcionen durante la noche puede ser riesgoso, ya que los incendios nocturnos tienden a ser más mortales. La mayoría de las muertes en incendios domésticos ocurren por inhalación de humo y gases tóxicos durante la noche, cuando las personas están dormidas.

Por ello, además de seguir estos consejos para minimizar riesgos en la cocina, la APTB recomienda instalar detectores de humo en el hogar. Estos dispositivos podrían salvar vidas, ya que el 76.1% de las muertes por incendios domésticos se deben a la inhalación de humo, y muchas de estas podrían evitarse con un detector de humo.