FARDO es una creación de Invierno, un carnaval peculiar.

Una diversión sobre la muerte, mientras no llega la primavera.

Las máscaras de madera del Carnaval de Lazarim (Lamego, Portugal) son el punto de partida para el diseño de este espectáculo.

La creación esta basada en el juego teatral de la máscara, también ancestral, y que tiene origen en los ritos mas primitivos de la humanidad, permitiendo construir un espectáculo poético, cómico y universal.

Las máscaras son exploradas como elementos casi mágicos, que parecen hacernos encontrar, bajo el humus de nuestra cultura, la semilla de un imaginario ancestral y vibrante que germina en el cuerpo de los hombres que las transportan y acaban floreciendo en sus cabezas de forma espontánea y sorprendente.