Una historia de investigación impactante sobre el vertido ilegal de residuos tóxicos en la ciudad chilena de Arica: bebés con malformaciones, cánceres, abortos no deseados... Las consecuencias fueron terribles para los habitantes de Arica, pero nadie quiere asumir responsabilidades. Boliden, la multinacional sueca responsable de los hechos, escondió durante décadas el desastre. Lars Edman, un joven sueco de origen chileno, se interesó por el caso en 2009 y su investigación acabará llevando a la todopoderosa empresa a los tribunales.