Ciclo de cine 'Conca-TEA'

Con la proyección de la película El amigo americano, de Wim Wenders el ciclo de cine Conca-TEA, que se llevará a cabo todos los jueves de agosto.

Este programa evidencia las múltiples y variadas posibilidades que para investigadores y curadores de arte tiene el fondo de documentación Conca (que recientemente ha pasado a formar parte de la Colección TEA) y por otro, reconoce la estupenda labor de Gonzalo Díaz (director de la histórica galería durante cincuenta años) en el ámbito de la difusión del cine de autor y en versión original que realizó desde principios de los años 80 en La Laguna y que permitió a los cinéfilos locales disfrutar en pantalla grande de películas de culto que no se encontraban en las salas comerciales.

Este ciclo de cine, que es de entrada libre, continuará con las proyecciones de Una jornada particular, de Ettore Scola (11 de agosto); Alemania en otoño, un filme colectivo de Böll, Fassbinder, Schlöndorff y otros (18 de agosto); y El soplo al corazón, de Louis Malle (25 de agosto). Todas las películas programadas se pasan a las 19:00 horas en versión original con subtítulos en español.

Además, como complemento, TEA ha preparado una exposición de los carteles originales de los ciclos de cine de la Sala Conca que puede visitarse en el exterior del Salón de Actos hasta el domingo 28. Y es que, de entre los más de 10.000 documentos del fondo bibliográfico y documental de Gonzalo Díaz-Sala Conca, se encuentra una serie de carteles de un ciclo de cine, que bajo la denominación Conca-Abrante arrancaron a finales de septiembre de 1980 en el lagunero Cine Coliseum, y en los que por un lado destacan los magníficos diseños y su tipografía, y por otro, la extraordinaria calidad de las películas que se proyectaron.

El amigo americano es una cinta franco-germana del año 1977 dirigida por el realizador alemán Wim Wenders. Está basada en la novela de Patricia Highsmith titulada El juego de Ripley e interpretada por Bruno Ganz y Dennis Hopper. El marchante americano Tom Ripley intenta poner a prueba la integridad de Jonatham Zimmermann, un humilde fabricante de marcos que padece una enfermedad terminal. Ripley le presenta a un gánster que le ofrece mucho dinero a cambio de que trabaje para él como asesino a sueldo. En un principio rechaza la oferta, pero, al pensar en el precario futuro que espera a su mujer y a su hijo después de su muerte, acaba aceptando el trato.