eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Debate de investidura

Feijóo tratará hoy de blindarse ante el PP a la espera de que Sánchez también fracase

El líder popular va al debate de investidura sabiendo que no tiene los apoyos suficientes para convertirse en presidente, pero con la idea de que es su obligación hacerlo para denunciar, en sus propias palabras, que Sánchez va a cerrar “pactos con aquellos que quieren destruir el país”

Alberto Núñez Feijóo. EFE

“Tiene que brillar”. “Tiene que hacer el mejor discurso de su vida”. “Tiene que decirnos su plan para España, porque lo de Pedro Sánchez Carles Puigdemont puede acabar explotando, ahora o dentro de dos años”. “Tiene que ilusionarnos, no solo criticar la amnistía”.

Todas estas frases son deberes que barones, parlamentarios y asesores del PP le ponen al líder de su partido. Alberto Núñez Feijóoel dirigente de las cuatro mayorías absolutas en Galicia, se enfrenta este martes a su primer examen en el Congreso de los Diputados y la tarea no es fácil. Tras ganar las elecciones generales de julio, Feijóo va al debate de investidura sabiendo que no tiene los apoyos suficientes para convertirse en presidente, pero con la idea de que es su obligación hacerlo para denunciar, en sus propias palabras, que Sánchez va a cerrar “pactos con aquellos que quieren destruir el país”, en referencia a las posibles cesiones a Puigdemont y el resto de partidos independentistas.

Feijóo se subirá a la tribuna del Congreso con el mejor ánimo que ha tenido estos dos últimos meses, porque lo hará solo 48 horas después del revitalizante acto que el PP celebró en Madrid. El éxito de convocatoria y el apoyo cerrado que recibió de Isabel Díaz Ayuso, el expresidente José María Aznar (el de Mariano Rajoy siempre se da por hecho) y el resto de barones han fortalecido al líder del PP. “Parecía otra persona”, señala un barón en referencia al espíritu alicaído que le veía al dirigente gallego estas últimas semanas. 

¿Usará el pinganillo?

Feijóo ganó las elecciones de julio de manera clara, pero la significativa caída de Vox y el aguante del PSOE le estropearon su plan para llegar a la Moncloa. “Se necesita mucho bicarbonato para digerir algo así cuando él ya se veía de presidente y todos los suyos se habían repartido los ministerios y las empresas públicas”, dice un alto cargo del grupo parlamentario.  

El dirigente conservador llega a la sesión con 172 'síes', insuficientes para convertirse en presidente del Gobierno

decoration

Varias fuentes coinciden en señalar la necesidad de que el líder del PP no se encierre solo en criticar la posible amnistía al ‘procés’ que pueda aprobar Sánchez para granjearse el apoyo de Puigdemont. También debe “salir del enfado”, “trasladar ilusión” y "hablar de concordia", apuntan. La secretaria general, Cuca Gamarra, afirmó el lunes que su jefe de filas detallará propuestas “económicas, sociales e institucionales”, muchas calcadas del programa de las generales, como la tarifa cero para autónomos (ahora prometerá dos años en vez de uno) y el compromiso para eliminar el término “disminuidos” de la Constitución. En su alocución el jefe de los populares insistirá en que él “no se vende” por la presidencia, en referencia a las supuestas cesiones a los independentistas que hará Sánchez. Gamarra, por cierto, no quiso concretar si se pondrá el pinganillo para entender a los diputados que hablen en catalán o euskera.

La sombra del ‘tamayazo’

Según la número dos del PP, Feijóo apelará también a las “conciencias” de los “dirigentes de partidos nacionalistas” para intentar arañar los cuatro votos que le faltan para ser designado presidente del Gobierno. Estos días atrás, desde Juanma Moreno, jefe del Ejecutivo andaluz, hasta la expresidenta de Madrid Esperanza Aguirre han hecho llamamientos para conseguir disidencias en la bancada del PSOE. Esas insinuaciones de transfuguismo suponen una invitación a “la peor de las corrupciones”, según Sánchez. 

En las cuatro semanas que ha tenido desde que el Rey le encargó la investidura, Feijóo ha logrado reunir solo 172 ‘síes’: los 137 de su partido, los 33 de Vox, uno de Unión del Pueblo Navarro y otro de Coalición Canaria. Para convertirse en presidente, este miércoles, en la primera votación, necesita mayoría absoluta (más de 176 apoyos); en la segunda, el viernes, solo mayoría simple (más ‘síes’ que ‘noes). Es ese segundo día en el que el PP sueña con que algunas “conciencias” socialistas y nacionalistas puedan abstenerse y darle la presidencia al político gallego.

Sin Miguel Ángel Rodríguez

Esta vez los responsables del discurso de Feijóo son los principales asesores del líder del PP en Génova, con su jefa de gabinete, Marta Varela, a la cabeza. Según fuentes de la dirección, no ha habido consultas a Miguel Ángel Rodríguez, el más estrecho colaborador de Ayuso, que sí se reunió con el dirigente conservador para preparar el debate televisivo de la campaña en el que el gallego dejó KO a Sánchez. 

“Yo le daría solo un consejo: que descanse bien estos días y vaya tomando en el escaño alguna bebida con azúcar para aguantar en las mejores condiciones el debate y estar ágil para responder”, afirma un veterano asesor del PP. “Tiene que lucirse con Sánchez, pero también con Yolanda Díaz, con Gabriel Rufián, con todos los que salgan. No es solo el cara a cara con Sánchez”, añade. 

Varios barones recuerdan que pueden dificultar la legislatura de Sánchez gracias al poder autonómico y la mayoría absoluta del Senado

decoration

Varios de los barones consultados reclaman “tranquilidad” a Génova y “valorar más” el “enorme poder autonómico” del PP tras las elecciones de mayo, en las que arrebataron al PSOE muchos gobiernos regionales. “Entre la docena de comunidades y la mayoría absoluta en el Senado, podemos hacerle la vida muy difícil a Sánchez. Nos lo tenemos que creer más”, señala un miembro de la dirección de Génova.

En la cúpula de Feijóo no descartan la repetición electoral (“Sánchez aún no tiene nada cerrado”, señala un vicesecretario) y también recuerdan que el año próximo habrá elecciones en Euskadi, donde EH Bildu y PNV competirán a cara de perro por la lehendakaritza. “Entre eso y el imprevisible Puigdemont, Sánchez no lo va a tener nada fácil para mantener esa alianza tan amplia y los del PSOE lo saben”, concluye un diputado. “Feijóo tiene que estar preparado por si acaso”, repiten de una u otra forma las fuentes consultadas del PP. Este martes el político gallego, el de las cuatro mayorías absolutas, querrá demostrar a su partido que está en perfecto orden de revista.

Compartir el artículo

stats