Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reunión bilateral

Regresa la reforma de la Constitución: 5 años para cambiar la palabra "disminuidos"

El PSOE busca un acuerdo con un PP cauteloso ante otras posibles modificaciones que reclamen los socios del Gobierno

Pedro Sanchez y Alberto Nuñez Feijóo, antes de la reunión que mantuvieron en el Palacio de la Moncloa. David Castro

Cuando se quiere, se puede. En agosto de 2011, el PSOE y el PP acordaron reformar por completo el artículo 135 de la Constitución. En mitad de la crisis financiera, se modificó la Carta Magna para garantizar el principio de estabilidad presupuestaria vinculando a todas las Administraciones Publicas. Se tardó 15 días. Fue visto y no visto. En las antípodas de este antecedente están los cinco años que arrastra ya la intención de suprimir de la Constitución la palabra "disminuidos", contenida en el artículo 49, y sustituirla por "personas con discapacidad". Este miércoles, socialistas y populares volverán a darse una nueva oportunidad para intentar alcanzar un acuerdo que permita llevar a cabo esta modificación.

"Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos", establece la Constitución española en su artículo 49. Esa referencia, propia del contexto en el que se redactó en 1978, resulta discriminatoria. En esto existe consenso en todo el arco parlamentario, pero la voluntad para cerrar un pacto no ha sido tan clara hasta ahora.

Cada cierto tiempo, la intención de reformar la Constitución para llevar a cabo esta modificación salta a la palestra. Tanto es así que en el Congreso de los Diputados ya hay registrada una proposición de reforma impulsada por el Gobierno de coalición. El problema es que lleva cogiendo polvo en un cajón desde el 21 de mayo de 2021. Ahora, el Ejecutivo quiere desencallar esta tramitación. El Ministerio de la Presidencia, dirigido por Félix Bolaños, se puso en contacto con el PP la pasada semana y este miércoles se han emplazado a mantener una reunión en la que tratar el asunto.

Reticencias

"Es imprescindible que abordemos esta reforma en los próximos meses y que lo hagamos como se deben hacer este tipo de modificaciones, con consenso y acuerdo", aseguró Bolaños hace unos días. Los populares acudirá a la cita con predisposición a alcanzar un entendimiento. Fuentes parlamentarias del PP consideran el retoque de la Carta Magna "justificada, oportuna y procedente", informa Pilar Santos.

Sin embargo, la portavoz parlamentaria de los conservadores, Cuca Gamarra, y la vicesecretaria de Política Social del partido, Carmen Navarro Lacoba, se sentarán a la mesa con una línea roja: "Insistimos en la necesidad de que existan garantías de que será una modificación limitada a dicho término", explican las mismas fuentes antes de expresar su temor a que alguna fuerza política utilice esta iniciativa "para intentar una reforma de otros preceptos constitucionales que ni responda al interés general ni esté justificada en estos momentos".

El PP ya avisa que hay partido que están buscando este camino. El PNVJunts Cs han registrado más de una veintena de enmiendas para modificar artículos de la Carta Magna que nada tienen que ver con la referencia a los "disminuidos". El partido jeltzale propone eliminar el artículo 155, incluir el derecho de autodeterminación de Euskadi, suprimir las referencias a la "indisoluble nación española" o acotar la inviolabilidad del rey. Junts, por su parte, plantea cambios en el Poder Judicial y Cs recentralizar las competencias en Sanidad y Educación.

Compartir el artículo

stats