"Es inaceptable que esté más pendiente de apaciguar a [Vladimir] Putin que de armar a los ucranianos". Con esta contundencia ha cargado la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, contra Pedro Sánchez ante el debate que se está dando a nivel internacional sobre el envío de armas a Ucrania para hacer frente a la guerra iniciada por Rusia. La dirigente conservadora ha llegado a acusar al jefe del Ejecutivo de alinearse con las políticas del primer ministro de Hungría, el ultraderechista Viktor Orbán.

Durante la comparecencia de Sánchez en el Congreso para dar cuenta de los acuerdos alcanzados en los dos últimos Consejos Europeos, Gamarra ha arremetido duramente contra el presidente del Gobierno por las dudas mostradas sobre el envío de carros de combate a Ucrania. Una posición en la que también se han ubicado países como Alemania, Francia o Italia. "Ucrania necesita carros y no propuesta de apaciguamiento que usted ha hecho en los últimos días", le ha espetado desde la tribuna del Congreso.

"¿No se da cuenta de que nuestras libertades solo estarán garantizadas si Putin es derrotado?", le ha cuestionado Gamarra antes de interrogarle si adoptará posturas similares a las de Orbán, que se ha mostrado favorable a Rusia desde el comienzo de la guerra, hace ya casi un año. Además, la dirigente popular ha criticado que el Gobierno tenga una batería de tanques Leopard en mal estado y que, por lo tanto, se use esto como excusa para dar apoyo a Ucrania.

Otros ataques

Pese a estas fuertes arremetidas relacionadas con la guerra de Ucrania, Gamarra ha destinado la mayor parte de su intervención a criticar acciones del Gobierno de coalición que nada tenían que ver con los Consejos Europeos. Así, ha reprochado, una vez más, los fallos en la ley del 'solo sí es sí' que están provocando la bajada de penas a maltratadores y violadores; y los cambios en el Código Penal para suprimir el delito de sedición y rebajar las penas por malversación. "De nuevo los delincuentes se benefician de su política", le ha espetado antes de denunciar que usa las leyes como "chequera para pagar hipotecas políticas".