Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cónclave España-Francia

El Gobierno certifica que la manifestación anticumbre evidencia la división independentista

Sánchez compara la protesta soberanista con la manifestación de la derecha contra sus los pactos de su Gobierno

El Gobierno certifica que la manifestación anticumbre evidencia la división independentista. FERRAN NADEU

El Gobierno quita hierro a la manifestación independentista que se ha celebrado en los aledaños del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC). Para la Moncloa, el 'procés' ya es historia, aunque el 'president' de la Generalitat, Pere Aragonès, siga reivindicándolo incluso en un breve saludo institucional al inicio de una cumbre entre España y Francia. "Lo importante es que la Constitución se cumple en todos los territorios del país, también en Cataluña", ha espetado el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en la comparecencia junto a su homólogo francés, Emmanuel Macron.

Y, para más inri, ha comparado la marcha orquestada por la ANC, Òmnium Cultural y el Consell per la República, que ha contado con abucheos a Oriol Junqueras, con la convocatoria de este sábado en Madrid contra su Gobierno por parte de colectivos de derechas: "Entre lo que ha sucedido hoy jueves y lo que va a suceder en Madrid el sábado es donde se encuentra la amplia mayoría de este país, tanto en Cataluña como en España, que es en la defensa de una España unida en su diversidad y eso es lo que reconoce a mi juicio la Constitución de 1978", ha rematado.

Sánchez ha pasado de puntillas por la tensión independentista, pero, a la vez, ha querido exhibir síntomas de un cambio de ciclo con la firma del tratado de amistad. De hecho, ha "agradecido" a Aragonès que haya acudido al saludo institucional, aunque después se haya marchado sin escuchar los himnos. "Su marcha es una anécdota. Lo importante es que ha estado en la cumbre. Las relaciones entre Sánchez y Aragonès son fluidas, como prueba el diálogo que han mantenido", han señalado fuentes de Moncloa. "Dentro de protocolo", han defendido, por su parte, fuentes del Govern. "Este no es un encuentro improvisado", remachan desde el Gobierno. La Generalitat ya había comunicado antes al Ejecutivo que el 'president' iba a marcharse del MNAC antes de que sonaran los himnos. En este sentido, los colaboradores de Sánchez han minimizado la espantada del 'president' para poner todo el foco en la cita bilateral.

En favor de Barcelona

Sánchez ha querido "romper una lanza" en favor de Barcelona y ha puesto en valor que el tratado entre España y Francia firmado este jueves por Sánchez y Macron lleve el nombre de la capital catalana, lo que supone un "homenaje de respeto, consideración y admiración" y ha recordado las inversiones anunciadas en los últimos meses, tras las etapas más convulsas del 'procés'.

Según Sánchez todo esto tiene mucho que ver con la convivencia y la concordia y responde a las quejas que "con razón" ha tenido la ciudad durante muchos años de que el Estado no se había comprometido con ella ni en recursos, ni en visibilidad internacional ni en reconocimiento de sus instituciones. "Es lo que estamos haciendo", ha remachado.

Compartir el artículo

stats