Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caso Azud

El autor del vídeo electoral de Alborch declara que lo pagó una empresa pantalla del cabecilla de Azud

El antiguo administrador de la empresa Microfilms asegura a los investigadores que el PSPV pidió facturar el trabajo a la empresa Gigante

Fiesta y mitin de Carmen Alborch en la Plaza del Patriarca de València durante la precampaña de 2007. MARGA FERRER

Uno de los socios y administrador de la empresa Metrofilms, responsable del vídeo electoral de la campaña de la candidata a la alcaldía de Valencia en 2007, la fallecida Carmen Alborch, también declaró a los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO)de la Guardia Civil que este trabajo audiovisual lo pagó la empresa Gigante Edificaciones y Obras, considera por los investigadores del caso Azud como una sociedad instrumental del empresario Jaime Febrer, investigado en esta macrocausa que también afecta al Ayuntamiento de Valencia. 

El exresponsable de Metrofilms, M. R. P., declaró ante la UCO el pasado 19 de octubre en calidad de testigo. Metrofilms era una empresa de servicios audiovisuales, participada al 50% por este testigo y el otro 50% por Contexto Moda y Comunicación, la empresa que realizó la campaña electoral de Carmen Alborch. 

Debido a esta colaboración, Metrofilms se encargó de la parte audiovisual de la campaña de Alborch como candidata a la alcaldía de Valencia. "Principalmente un seguimiento audiovisual diario de la actividad electoral de Carmen Alborch durante toda la campaña". En concreto, "varias piezas audiovisuales con el material rodado durante toda la campaña, un spot en la universidad con la propia Carmen Alborch y con varios voluntarios". Además de "un vídeo musical relacionado con la campaña electoral", según su declaración en la pieza siete del caso Azud, que ha permanecido bajo secreto de sumario desde que se abrió el pasado 8 de agosto hasta la semana pasada. 

El testigo y copropietario de Microfilms aclaró que durante la elaboración del trabajo audiovisual no mantuvo contacto con ningún responsable del Partido Socialista. Únicamente, cuando finalizó la campaña, desde la empresa Contexto Moda y Comunicación se le pidió a Microfilms elaborar una factura a nombre del PSPV-PSOE. Dos representantes de las empresas acudieron a presentar la factura en la sede de los socialistas, entonces en la calle Blanqueries, donde fueron recibidos por "un cargo del PSPV-PSOE" quien les pidió que "debían realizar cambios en la factura. Tanto en el cliente como en el concepto". Y se les indicó que "la factura debía ir dirigida la mercantil Gigante Edificaciones y Obras en vez de al PSPV-PSOE". Y, además, que "en el concepto debía cambiar la alusión a los trabajos realizados por la campaña electoral de Carmen Alborch por servicios audiovisuales para la elaboración de un vídeo industrial"

Un cambio que, según el testigo, "en aquel momento no me pareció extraño ya que no tenía conocimiento sobre la vinculación que podría existir entre Gigante Edificaciones y Obras con el PSPV-PSOE". Y, además añadió que "lo que quería era cobrar los trabajos para cumplir mis obligaciones económicas con los proveedores". 

Aunque el testigo de Metrofilms no recordaba el nombre del "cargo" del PSPV que le solicitó el cambio fraudulento en la facturación, sí pudo identificar en una imagen al gerente del PSPV de 2000 a 2012, que también declaró como testigo el pasado mes de octubre y que admitió esta presunta financiación ilegal de la campaña aunque responsabilizó al exsecretario de Finanzas, José María Cataluña, de estas decisiones. 

Compartir el artículo

stats