Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

Mossos y Guardia Civil tratan de vincular al exconsejero catalán Giró con un contrato con una empresa del 'caso 3%'

El político firmó en 2009 un acuerdo entre una antigua fundación y la productora Triacom por el patrocinio de una serie

Jaume Giró saluda a los asistentes del acto de Infraestructures.cat cuando era consejero. FERRAN NADEU

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil vinculan al 'exconsejero catalán de Economía Jaume Giró con el contrato firmado el 26 de enero de 2009 entre la antigua Fundación Repsol, cuando él llevaba las riendas (dejó el cargo en marzo de ese año), a la productora audiovisual Triacom, administrada por el exgerente de TV3 Oriol Carbó e investigada por, supuestamente, ser una vía de financiación de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Así consta en un atestado conjunto de ambos cuerpos policiales al que ha tenido acceso El Periódico de Catalunya, del grupo Prensa Ibérica, y que figura en el 'caso Triacom', un proceso derivado del 'caso del 3%', que se tramita en la Audiencia Nacional.

Los agentes decidan al dirigente político tres folios, con fotografía incluida, en un informe que resume esta operación y que ocupa un total de 24 páginas. Los investigadores sostienen que no se cumplió con todo el patrocinio previsto en los contratos con Triacom para una serie de televisión, pues se realizaron 26 capítulos de los 52 acordados y, a pesar de ello, se pagaron los 457.860 euros (IVA incluido) acordados desde un principio.

"Desconozco completamente de qué investigación se trata, y me sorprende que no se me haya informado antes de que aparece en estos momentos un tema de hace 13 años. Dicho esto, si el contrato es de 2009, hay que tener presente que, a principios de marzo de 2009, yo me incorporo a otra compañía y que, por lo tanto, 10 de los 12 meses de 2009 yo no estoy en Repsol, y no puedo hacer aquello que he hecho en toda mi vida profesional: hacer un seguimiento cuidadoso del cumplimiento de los contratos", ha asegurado a este diario Giró. Fuentes de la compañía petrolera explicaron a este diario que, al final, se realizaron menos capítulos, pero de más duración, hasta 15 minutos y con un total de 390 (en el contrato figura 5 o 6 minutos por capítulo y un total de 312 minutos).

Ambas policías efectúan en el informe una radiografía profesional de Giró desde sus comienzos como periodista hasta cuando entró en Catalana de Gas como jefe de comunicación, incluyendo su paso por la petrolera, La Caixa, la consultoría fundada por él y su nombramiento como 'conseller' de Economía, el 26 de mayo de 2021. Entre otras cuestiones, el escrito destaca que ha participado "activamente" en entidades de la sociedad civil catalana y que se integró en su día como vicepresidente económico en la candidatura de Joan Laporta a la presidencia del Barça, "aunque de forma fugaz, dado que renunció por motivos profesionales".

El 26 de enero de 2009, Oriol Carbó, como administrador único de Triacom, y Giró, como vicepresidente de la antigua fundación de la petrolera, firmaron un contrato para el patrocinio exclusivo de esa entidad del programa 'Dotze+1', denominado en un principio 'En positiu', que se emitió por el canal infantil de TV3. En base a este acuerdo, la fundación dispondría de un espacio de 15 segundos en cada capítulo de producción, con un total de 52 episodios (de una duración de cuatro minutos, según el proyecto, aunque en el contrato especifica entre cinco y seis minutos). Su difusión estaba prevista en octubre de 2009 y, en todo caso, no más allá de 2010, aunque cabía la posibilidad de que el contrato se prorrogara. Si Triacom no cumplía, la productora debería pagar una indemnización. La financiación se plasmó en una inversión de 390.000 euros, más IVA, a abonar en tres pagos. Las facturas se emitieron en diciembre de 2009, cuando Giró ya no estaba en la fundación, en 2010 y en 2011.

Extraña ayuda económica

Meses después, en noviembre de 2009, Triacom firmó un contrato con TV3 a través del cual participaban conjuntamente en la producción de la serie en formato de 26 capítulos (no 52). En uno de los puntos se hace alusión al patrocinio de la fundación de la que Giró era vicepresidente. El presupuesto ascendía a 390.000 euros, más IVA, y en él se incluía el 10% en concepto de beneficio industrial a favor de Triacom. En este sentido, los Mossos y la Guardia Civil sostienen que no existe diferencia entre los importes consignados en el contrato de patrocinio y el de producción, lo que "llama la atención, ya que, normalmente, la aportación económica sobre el patrocinio de una producción corresponde a una ayuda económica que no se corresponde con sufragar el gasto total de la producción".

Los agentes explican que Triacom "podría considerarse una empresa pantalla dentro de un entramado societario a nivel de Catalunya que benefició, entre otros, a políticos, empresarios y personas vinculadas con los mismos". Y señalan que les "llama poderosamente la atención la cifra de negocio que ha ido generando" esta productora "sin estructura, sin trabajadores y externalizando" todos los contratos adjudicados principalmente con TV-3. En los informes de los Mossos y la Guardia Civil no aparece más ni la antigua fundación de la petrolera ni Giró.

El precio de un vídeo

Los Mossos y la Guardia Civil también han desgranado otro contrato firmado por Gas Natural con Triacom en 2011 para la producción de un vídeo para la junta de accionistas de ese año por un importe de 120.000 euros. Los investigadores apuntan a que existen "serias dudas" sobre si la compañía gasística pagó realmente un servicio solicitado a un "precio razonable de mercado". De esta manera, vinculan esta operación con David Madí, exalto cargo de CDC. Triacom, en su opinión, es "utilizada" para canalizar dinero hacia este empresario.

El informe desvela que Madí, a través de su sociedad IKI Cat, cobró en 2011 de Triacom 35.000 euros, más IVA, por el concepto de "Briefing, campaña y producción" de la junta de accionistas de la compañía de gas, de la misma forma que ocurrió con Telefónica, por el que percibió de la productora otros 70.000 euros, más IVA.

Por otro lado, los agentes ponen también en duda la labor de Triacom por la que percibió esos 120.000 euros y que subcontrató con otras empresas, entre las que se encuentra la de Madí, aproximadamente por 220.000 euros. "Es decir, nuevamente Triacom trabajó a pérdidas, contraviniendo cualquier tipo de lógica e incurriendo de nuevo en hechos susceptibles de ser entendidos como un desvío de fondos", como ya ocurrió con las empresas relacionadas con Juan Manuel Parra y que "sirvieron para la financiación irregular" de CDC. Igual que en el caso de la antigua fundación de la petrolera, en los informes no figura nada más de la compañía gasística.

Compartir el artículo

stats