Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rebajas fiscales

Asturias anuncia nuevas deducciones fiscales: 300 euros por hijos menores de 25 años y 1.000 para jóvenes emancipados

El Presidente afirma respecto a las rebajas de gobiernos socialistas que "el hecho de que todos vayan en la misma dirección no significa que sea la correcta"

Adrián Barbón habla con la consejera de Hacienda, Ana Cárcaba, en el Pleno de esta mañana en la Junta. / ARMANDO ALVAREZ

El presidente de Asturias acudió al debate sabiendo que necesitaba escapar del "se queda usted prácticamente solo" que esta mañana le repitieron en la Junta las portavoces del PP y Ciudadanos. Adrián Barbón se guardó hasta hoy dos nuevas deducciones fiscales "quirúrgicas", "para personas concretas en situaciones concretas", y combatió con ellas el esperable afán de la oposición de centro derecha por poner ante su cara los ejemplos de los gobiernos autonómicos socialistas que han optado por la vía de las rebajas fiscales. En su respuesta a la portavoz popular, Teresa Mallada, en un cara a cara hipotenso, respetuoso y sin referencia alguna a la situación en la que queda la todavía presidenta del PP asturiano tras la confirmación de que ya no será ella su rival en las elecciones de mayo, el jefe del Ejecutivo autonómico añadió a las medidas tributarias ya divulgadas en el pasado debate de orientación política dos ventajas más, una por cuidado de hijos menores de 25 años, otra para alentar la emancipación juvenil, que pasan a engrosar el proyecto del Gobierno para los presupuestos del próximo año.

Anunció Barbón trescientos euros de deducción por hijo menor de 25 años para las familias con rentas inferiores a 35.000 euros en declaración individual o 45.000 en la conjunta y propuso aplicar los mismos límites de ingresos para disfrutar de una merma de mil euros para jóvenes que emprendan una vida independiente antes de los 35 años. Es "otro paso", justificó, en la dirección de la "vía fiscal asturiana" que defiende, "para demostrar que con deducciones se consigue el efecto deseado" y que no conviene "bajar los impuestos a todos, sino a las personas y colectivos que más lo necesitan".

Era su estrategia contra los modelos que PP y Ciudadanos buscaron en el PSOE. En las rebajas del IRPF de Valencia, Extremadura o Castilla La Mancha. "Me conoce muy poco si cree que me afecta", le había dicho a la portavoz de Ciudadanos, Susana Fernández. "Que todos vayan en la misma dirección no significa que esta sea la correcta", subrayó antes de proclamar que "cuando tengo una convicción, la mantengo y la reitero. La justicia fiscal es el camino para la justicia social", dice su lema y el de su partido, repetido esta mañana hasta la extenuación.

Fernández le había acusado de circular a la cabeza de los cada vez menos dirigentes autonómicos que caminan en dirección contraria a la marcha y de haber emprendido un "viaje kamikaze en el que no se estrella solo, lleva en su coche a miles de asturianos..." "No hablo de una bajada indiscriminada de impuestos", le alentó Mallada en su primera intervención parlamentaria tras ser descabalgada por la dirección de su partido de la carrera electoral de mayo. En un intercambio mucho menos tenso de los habituales entre el Presidente y la líder de la oposición, la portavoz del PP le recordó que en la primera reunión de la negociación presupuestaria ya le hizo ver "con la mayor de las lealtades" que su propuesta de contención fiscal, una deflactación del IRPF para las rentas inferiores a 33.000 euros, supone una petición de que "recapacite", piense "que puede estar equivocado y que "los asturianos se merecen que les devolvamos parte de lo que la Administración va a seguir recaudando por la inflación injusta que estamos sufriendo todos".

En la parte de la sesión bisemanal de preguntas al presidente menos vinculada con el debate fiscal, el portavoz de Foro, Adrián Pumares, volvió a traer ante los ojos de Barbón la inflación de las listas de espera sanitarias, que son en Asturias mejores que en la media nacional y "en la mayor parte de las regiones" según el Presidente, pero que configuran "un problema sobre el que podemos actuar". Cuando su argumentación llega a los refuerzos de médicos latinoamericanos sin el MIR recién incorporados al sistema, el jefe del Ejecutivo se sorprende de que "parece que preocupa la definición de la persona como latinoamericana" y se dice persuadido de que la visión cambiaría "si fueran norteamericanos". Sobre el fondo de la cuestión, asume que "la situación no es la que desearíamos tener", pero presume de transparencia en la difusión: "Hay comunidades autónomas, como la nuestra, en la que desde la primera consulta se pasa a formar parte de la lista, y otras que no incluyen a los pacientes hasta que los ve el anestesista".

Hablando de problemas asumidos, de transparencia y de listas inasumibles, la réplica de Barbón para la queja del portavoz de Podemos, Rafael Palacios, respecto a las deficiencias de la atención, el mantenimiento o la contratación en el ente público Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA) dice que "tenemos toda la voluntad de que haya transparencia plena en la gestión del ERA" y que "admito que se han cometido errores a la hora de dar información". Como primera respuesta concreta, "a partir de este mes las listas de espera que existen en estos momentos se publicaran en la web socialasturias".

La portavoz de IU, Ángela Vallina, trajo al debate la "privatización" de la gestión de los fondos europeos que a su juicio pretende la Cámara de Comercio de Oviedo y por extensión la existencia dentro del Gobierno de "una agenda compartida con los intereses empresariales". Barbón se lo negó todo, la doble agenda y la privatización, perplejo al afirmar que "no sé de dónde sale eso de que hay una propuesta para privatizar. Ni mucho menos. Me da igual lo que diga quien sea. No me compete juzgar las declaraciones de los agentes sociales o económicos de la comunidad autónoma". En el turno de Vox, su portavoz desvió la discusión hacia los motivos del exceso de mortalidad que se atribuye al Principado en las últimas estimaciones del MoMo, el sistema de monitorización de la mortalidad del Instituto de Salud Carlos III, conjeturando que se debe "al abandono que sus políticas en relación al covid ha supuesto para otras dolencias de los asturianos, o a que uste asustó a los asturianos para que no fueran a los centros de salud..." En la parte más tensa del debate, Barbón invitó a la prudencia y a evitar "afirmaciones a la ligera o explicaciones falsas" antes de aludir a las hipótesis de la pandemia, las altas temperaturas o el elevado nivel de envejecimiento de la población asturiana y de afear al diputado interpelante su vocación de "pasar todos los límites jugando con la vida humana, haciendo de la vida humana y de los muertos un debate político". Vox viene a "rebuscar en un estercolero" después de no apoyar, les reprochó, "ni una sola medida de protección a los mayores en lo más duro de la pandemia".

Compartir el artículo

stats