Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones 19-J

Juanma Moreno pesca en el río revuelto de Vox

La omnipresencia de ataques a la izquierda en las proclamas de precampaña de Moreno ha suscitado teorías que, en los mentideros cercanos al PP, entroncan con una estrategia doble

Juanma Moreno en un acto. / ÁLEX ZEA

Entre los atajos o nuevos caminos a los que el PP andaluz está encomendando su anhelo de una mayoría lo más amplia posible, llaman especialmente la atención algunos apoyos que ya están saltando a la vista. A la vez que el discurso de Juanma Moreno ha sumado ataques a la izquierda que destilan un tono ‘derechista’, el actual presidente andaluz explora el respaldo para las elecciones del 19-J de exdirigentes de Vox que rompieron con la disciplina de Santiago Abascal.

Sin ir más lejos, es lo que le está sucediendo con la activa admiración a Moreno que está derrochando el coronel retirado del Ejército y expresidente provincial ‘efímero’ de Vox en Málaga, Enrique de Vivero, quien en noviembre de 2020 dimitió del cargo solo un mes después de ganarle las primarias a su antecesor en el poder orgánico, José Enrique Lara. Precisamente, el elegido para encabezar la lista por Málaga al Parlamento de Andalucía de Vox ha sido el edil torremolinense Antonio Sevilla, quien -tras la tutela inicial de la diputada Patricia Rueda- terminó ocupando al frente de una gestora la vacante dejada por el exmilitar Enrique de Vivero.

Aunque luego se vinculó a la formación Túpatria, De Vivero ha vuelto a la palestra en la precampaña andaluza de forma sorprendente. Lo hizo después de que, en los albores de mayo, publicase un comunicado en sus redes sociales con el que les pedía el apoyo para el candidato del PP a los afiliados de Vox que en su momento le votaron. Es más, De Vivero asistió el pasado jueves al acto en el que Juanma Moreno hizo balance de su gestión en el Gobierno andaluz, acompañado por los consejeros populares, en el malagueño Jardín Botánico de La Concepción. El exdirigente de Vox, que formó parte de la candidatura del partido de Abascal al Ayuntamiento de Málaga, ofreció como testimonio de su presencia sendas fotografías en las que le mostraba su cariño e incluso Moreno se abrazaba a él efusivamente.

Además, De Vivero le dedicó las siguientes palabras, ante las que se corrobora otro de los caminos que se le abren al PP andaluz con vistas al 19-J: «Ha sido un placer, presidente Juanma Moreno, escucharte hoy en Málaga. Tu gestión en Andalucía ha quedado demostrada con más hechos que palabras. Revalidemos tu modelo de concordia y avance en estas elecciones andaluzas frente a la ruina de la izquierda y la crispación».

La omnipresencia de ataques a la izquierda en las proclamas de precampaña de Moreno ha suscitado teorías que, en los mentideros cercanos al PP, entroncan con una estrategia doble. Por un lado, encaja con la intención de no hacer visible a Macarena Olona y, a su vez, silenciar los quebraderos de cabeza que le está dando al presidente de la Junta el previsible crecimiento de Vox en las elecciones andaluzas del 19 de junio. Más ahora, cuando están por ver los efectos del polémico empadronamiento de Olona.

Por otro lado, el hecho de situar como los adversarios reales en su oratoria «al PSOE rancio y a los siete partidos de izquierda radical que le acompañan esta vez» entronca con el empuje que esperan tanto el sector más derechista del electorado del PP como aquellos que están cercanos a Vox con dudas o cierto desencanto. Sería una manera de prevenir la fuga a su derecha de votos o de atraer desde el mismo polo otros sufragios. Además, desacredita de un plumazo las provocaciones de Vox que plantean la existencia de un ‘binomio PP-PSOE’.

Compartir el artículo

stats