Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Espionaje

Robles tenía un aviso sobre los hackeos a su teléfono y el de Sánchez al responder en el Congreso

La ministra de Defensa anticipó enigmáticamente que habría sorpresas al conocerse las circunstancias del espionaje en la Comisión de Secretos Oficiales

Margarita Robles.

Lo que espero es que una vez que se constituya la Comisión de Secretos Oficiales salga todo, puedan ver la documentación y, a lo mejor, muchos de los que ahora dan lecciones tendrán que callarse cuando se vean las actuaciones que han tenido. En esa comisión todo saldrá claro", dijo la ministra de Defensa, Margarita Robles, el miércoles pasado, día 27 de abril, al responder sobre las intervenciones telefónicas de dirigentes independentistas “Ojalá constituyamos la comisión pronto y podamos hablar de Pegasus sí o Pegasus no, porque yo le digo que muchos se quedarían sorprendidos”, añadió.

Sorpresa, sorpresa, como las meigas, haberla hayla. Según una denuncia del Gobierno ante la Audiencia Nacional, los teléfonos móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la mismísima ministra de Defensa fueron espiados en 2021, de acuerdo con un informe del Centro Criptólógico Nacional (CCN), una entidad adscrita al Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Quien dice CCN, el organismo encargado de la seguridad en las tecnologías de la información y la protección de la información clasificada, está diciendo CNI.

Informes preliminares

Al CCN, con sede en León le fue encomendado por el juez entonces encargado del caso Tándem-Villarejo en el juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, la tarea de desencriptar el material incautado en el registro del domicilio del excomisario José Manuel Villarejo cuando fue detenido, el 3 de noviembre de 2017.

La noticia del espionaje al presidente Sánchez y la ministra Robles, como había ocurrido antes con los 65 independentistas catalanes, dio la vuelta al mundo. El periódico israelí 'Haaretz' dio la noticia en Tel Aviv con la fotografía de Sánchez en la portada de sus ediciones digitales en hebrero y en inglés.

Fuentes próximas al Gobierno no quisieron precisar cuándo conoció el Gobierno la información sobre el espionaje a Sánchez y Robles, pero admitieron que cuando la ministra de Defensa advirtió de las posibles “sorpresas” que podrían transmitirse a la Comisión de Secretos Oficiales en proceso de constitución, ya tenía informes preliminares sobre las pruebas realizadas por el CCN a sus teléfonos, unas pruebas que se han extendido a otros miembros del gabinete.

Sin más información

El citado diario israelí 'Haaretz' señalaba este lunes 2 de mayo que fuentes de la empresa fabricante de la tecnología del Pegasus, NSO Group, ha dicho desconocer, como proveedor del software espía, quiénes son los objetivos de sus clientes.

Los dos periodos en los que se han producido las intervenciones telefónicas o 'hackeos' del dispositivo oficial del presidente Sánchez, según la información aportada por el Gobierno a la Audiencia Nacional, son mayo y junio de 2021.

En esa época, se desveló la noticia secreta según la cual el Gobierno español había acogido con identidad falsa en España al líder saharaui Brahim Ghali, secretario del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, el 21 de abril de 2021, cuando llegó por avión desde Argelia y fue hospitalizado en el Hospital San Pedro de Logroño, en estado grave afectado por covid. La crisis diplomática con Marruecos conoció una respuesta sin precedentes, al estimular el Gobierno de Rabat la salida masiva de migrantes de Tánger a primeros de mayo de 2021.

450 presuntos espiados

El periódico israelí citado, 'Haaretz', elaboró en abril pasado una lista, en colaboración con el grupo de expertos de Amnistía Internacional Security Lab y de la Universidad de Toronto, Citizen Lab, en la cual se incluyen casos confirmados de infección de teléfonos con Pegasus, sobre 450 presuntos casos de 'hackeo' de teléfonos. Incluye algunos casos oficiales como el de agencias de inteligencia de Francia o firmas privadas como Apple y Whatsapp, que han denunciado públicamente haber sido objeto de ataques.

Con todo, el Pegasus no es ya el único sistema de 'software' espía creado por firmas israelíes. A esta empresa, cuyo valor se estima en más de 900 millones de euros -una medida del robusto mercado de espionaje global-, le han salido competidores como el Predator, concebido por la empresa Cytrox. Con este sistema, el espiado no tiene que hacer clic alguno en su 'smartphone' para que comience a funcionar. Aunque el Pegasus ha conseguido el llamado 'clic cero' en sus modelos más recientes, con anterioridad el afectado tenía que clicar para activar el sistema. Una tercera empresa, Candiru, una de las más misteriosas, factura ventas por valor de 900 millones de euros al año.

El periodista griego

Thanasis Koukakis, periodista de investigación especializado en economía y temas financieros que trabaja para la cadena CNN en Grecia, que ya había sido espiado por orden de los servicios de seguridad de dicho país, ha sido el primer ciudadano europeo en sufrir la intervención del Predator. 'Haaretz' basa su información en un informe de Citizen Lab.

En un artículo publicado por el diario israelí el pasado miércoles 27 de abril, Koukakis apuntaba: “Los estados democráticos no tienen derecho a cortar y coser las leyes que rigen la vigilancia de los ciudadanos según les convenga en cada situación, especialmente porque los medios de vigilancia ahora son tan avanzados que pueden penetrar en el núcleo de la personalidad, la carrera y la vida familiar”.

Y concluía: “Debe existir el derecho a la crítica libre y abierta de aquellos en los más altos niveles de poder que eligen explotar su posición para estos fines nefastos, y un proceso claro y debido para su castigo ejemplar”.

Compartir el artículo

stats