Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comunidad Valenciana

El Supremo da carpetazo al pitufeo del PP en Valencia al desestimar la queja de Anticorrupción contra el archivo

La causa se ha investigado durante más de seis años y solo sigue abierta para el exvicealcalde Alfonso Grau, Carmen García-Fuster, Juan Eduardo Santón y José Salinas

Rita Barberá, junto a Mariano Rajoy en 2015.

El Tribunal Supremo ha desestimado la queja que presentó la Fiscalía Anticorrupción contra el archivo de la subpieza del presunto pitufeo cometido en las elecciones de 2015 (blanqueo de dinero en pequeñas cantidades), dentro del caso Taula, según un auto de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, al que ha tenido acceso Levante-EMV.

El Alto Tribunal responde a un primer recurso contra la queja de la Fiscalía Anticorrupción que presentaron la exconcejala Beatriz Simón y la exsecretaria del grupo municipal del PP del Ayuntamiento de València, María del Carmen García-Fuster. Esta primera respuesta inicial anticipa la que el Supremo dará a los recursos presentados por el resto de exconcejales y exasesores del PP de València que también se opusieron a la queja de la Fiscalía Anticorrupción.

El objetivo de la queja de la Fiscalía Anticorrupción de València era conseguir que se reabriera este procedimiento -revocar la decisión de los magistrados valencianos y permitir presentar recurso de casación- que ha estado investigándose durante más de seis años y que sigue activo para algunos procesados como el exvicealcalde de València Alfonso Grau, la exsecretaria del grupo municipal del PP del Ayuntamiento de València, María del Carmen García Fuster, el exdirector de Valencia Turismo Convention Boureau, José Salinas, y el exconcejal Juan Eduardo Santón, por la presunta malversación que cometieron al desviar dinero pagado por contratistas del Ayuntamiento de València para las campañas electorales municipales de 2007 y 2015.

Sobre la queja de Anticorrupción contra el sobreseimiento provisional de la subpieza del pitufeo contra el medio centenar de exconcejales, exasesores y el PP como persona jurídica, el Tribunal Supremo considera que "la resolución [en referencia al archivo del pitufeo] que se pretende atacar no es impugnable en casación" ante el Alto Tribunal ya que esta figura solo cabe "frente a autos en los casos expresamente previstos por la ley, entre los que no se encuentran las resoluciones de un tribunal que, al resolver recursos contra autos del instructor, decretan un sobreseimiento provisional", como sucedió en la decisión de la sección cuarta de la Audiencia de València que decidió dejar sin efecto el auto de procesamiento del Juzgado de Instrucción 18 de València contra el medio centenar de responsables del PP del Ayuntamiento de València durante la etapa de la alcaldesa de València Rita Barberá.

El Tribunal Supremo, en un auto en el que ha sido ponente el magistrado Antonio del Moral, señala que "las razones del sobreseimiento [acordadas por la Audiencia de València] no son de tipo jurídico (irrelevancia penal de unos hechos que se dan por acreditados, al menos indiciariamente), sino de tipo fáctico: se alude constantemente a la falta de indicios de determinadas realidades y a la ausencia de elementos indiciarios suficientes para afirmar que los fondos [del presunto pitufeo] procedían de una actividad delictiva previa, como que todos y cada uno de los investigados hubiesen desplegado la conducta final propiamente blanqueadora [la aportación de mil euros por cada concejal y asesor del PP en el Ayuntamiento de València en 2015].

Los magistrados admiten que "sólo podríamos dejar sin efecto la decisión [de la Audiencia de València] en casación tras sumergirnos en la causa [que no han analizado] para reevaluar si concurren o no elementos bastantes para reputar indiciariamente fundada la imputación por blanqueo de capitales. Es decir, si consideramos que hay datos suficientes para estimar provisionalmente que el dinero procedía de una actividad delictiva". Pero advierten que "no es esa labor compatible con un tribunal de casación" por lo que desestiman la queja de la Fiscalía Anticorrupción". Tras conocer el fallo, el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, dio la "enhorabuena a Rita Barberá y a nuestros 45 compañeros. Durísimo camino para que resplandezca la verdad. Populares perseguidos". Y la portavoz del PP de València, Maria José Catalá, aseguró en un tuit: "Demasiado tiempo, demasiado injusto. Me alegra compartir este éxito con los compañeros que lo han sufrido. Justicia".

Compartir el artículo

stats