Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sucesión de Feijóo: dos sillones y un dedo

Los populares esperan que Feijóo señale a su relevo y auguran que será aceptado por todos | Dan por hecho que el nuevo presidente de la Xunta también asumirá las riendas del PPdeG sin necesidad de un congreso

Alfonso Rueda, posible sucesor de Feijóo en la Xunta. | // FDV

Cuando el 18 de junio de 2018, Alberto Núñez Feijóo anunció que se quedaba en Galicia y no optaba al liderazgo del PP nacional, Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta, tuvo que resetear. La sucesión del líder del PPdeG se antojaba lejana y sus opciones de ascenso también, más cuando Feijóo sumó su cuarta mayoría absoluta y en el PP gallego se asentó la idea de que optaría a un quinto mandato en 2024. Pero igual que Feijoo, en junio de 2018, olvidó el sueño largo de dar el salto a Madrid, y casi cuatro años después se da con él de bruces, Rueda puede estar a punto de enfrentarse a un desafío, del que casi se había olvidado. [Siga aquí las últimas noticias en directo sobre la crisis del PP]

El también presidente provincial del PP de Pontevedra es el candidato mejor situado para suceder a Feijóo, si como todas las fuentes apuntan, el titular de la Xunta atiende la llamada de los barones autonómicos y acepta coser el partido desde Madrid. Las mismas fuentes que ven a Feijóo en Madrid apuntan a Rueda como el diputado popular con más opciones de ocupar el vacío que deje el político de Os Peares. Es el vicepresidente primero y ha estado con Feijóo desde el principio. Fue su secretario general en la oposición y con él preparó la campaña electoral que devolvió al PPdeG a San Caetano tras una travesía por el desierto de solo cuatro años. Es abogado, con plaza de secretario de Ayuntamiento, y conoce el engranaje de la Administración, exponen fuentes populares.

El vicepresidente segundo, Francisco Conde, tiene un perfil más técnico y económico, y el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, siempre se ha autodescartado cuando alguien citaba su nombre. Rueda, Conde y Puy son los nombres más citados en los últimos años como potenciales relevos de Feijóo.

Desde que en 2006, Rueda, que antes había sido jefe de gabinete del conselleiro Jesús Palmou y director xeral de Política Local, unió su destino al de Feijóo, el político pontevedrés estuvo siempre en la lista de los posibles sucesores de Feijóo. En todos estos años, hubo momentos en que pareció perder punch como cuando el jefe decidió que dejase la secretaría xeral del PPdeG y tomase las riendas del PP provincial, donde no ha podido recuperar ni la Diputación ni tocar poder en las ciudades. O como cuando Feijóo decidió nombrar un vicepresidente segundo, Francisco Conde, que le podía hacer sombra, aunque fue recompensado con más competencias en su cartera (la preparación del Xacobeo). Pero llegados a hoy, es el candidato con más galones para hacerse con el ascenso, exponen fuentes populares. El reto es mayúsculo, ¿por qué? Porque sucede a quien ha logrado cuatro mayorías absolutas y ha frenado la entrada en la Cámara autonómica de VOX y Ciudadanos. Si Rueda se hace con la presidencia de la Xunta será de nuevo el mejor situado para ser el cabeza de cartel del PPdeG en 2024, pues tendrá algo más de dos años para lanzar su candidatura y exhibir un perfil propio. En el PPdeG, admiten que se abre una ventana de oportunidad para la oposición por primera vez en mucho tiempo en Galicia. “Conseguir la mayoría absoluta es muy difícil, con Feijóo ya costaba, sin él será muy complicado”, reconocen por los bajines.

Muchas preguntas por responder

Los líderes no acostumbran a preparar su relevo, y Feijóo, ahora, en tiempo récord, se ve obligado a decidir de forma precipitada a quién le da las llaves de San Caetano y también las del PPdeG. Y todo eso al tiempo que prepara su desembarco en Madrid (¿a quién se llevará con él? ¿qué equipo conformará en Madrid? ¿cuál será su relación con VOX? ¿qué tipo de oposición hará a Pedro Sánchez, sobre todo sin la plataforma del Congreso?, ...) .

En Galicia, Feijóo ha de decidir dos relevos. Hay casi absoluta unanimidad en que el desafío al que se enfrentará el líder gallego es de tal calibre que no puede compaginar Xunta y PP nacional. La alternativa sería dejar San Caetano e irse a la Cámara Alta como senador por designación del Parlamento gallego. Su relevo, al frente del Gobierno autonómico, ha de ser uno de los 41 diputados del grupo popular.Y Rueda está en primera posición. Feijóo debería dimitir, la Xunta quedaría en funciones y el pleno del Parlamento habría de votar al candidato del grupo con mayoría absoluta, el PPdeG. Llegados a este punto, ¿el nuevo presidente apostará por el continuismo o aprovechará para marcar perfil propio desde el principio e introducirá alguna cara nueva en el Consello?, empiezan a preguntarse en la Xunta.

Feijóo ha de abordar también su marcha como presidente del PP gallego. Los estatutos de la formación, según las fuentes consultadas, no hacen posible que compagine ambos cargos: presidente del todo y de una parte.

En ese caso, ¿también sería el nuevo titular de la Xunta el llamado a presidir el PPdeG? “Es lo más probable”, apuntan cargos populares, y recuerdan que en Galicia cuando han tocado poder el presidente de la Xunta es también del PPdeG. Si ahora no sucediese, esa bicefalia despertaría dudas sobre el llamado a ser el cabeza de cartel en 2024.

Para la elección del nuevo presidente del PP gallego, hay tres opciones, explican fuentes del PPdeG. La más sencilla, convocar una reunión de la Junta Directiva, y proponer un candidato que debe salir de esa Junta Directiva (Rueda como presidente provincial forma parte de ella). Argumentos para optar por esta vía: evita tensiones, mantiene el status quo actual de la organización conservadora, aplaca la tentación de quien pueda querer resituarse en el PPdeG para ganar influencia, y todo con el argumento de que el Congreso ordinario se celebró en verano del año pasado.

Las otras dos vías, nombrar una gestora y ésta cuando lo considere oportuno convocar un congreso o directamente fijar ya fecha para un congreso extraordinario, donde podrían surgir varios candidatos, y donde la militancia tendría la voz y la palabra. Lo que siempre es más peligroso y suscita más tensiones. Porque en el PP gallego son muchos los que piensan que el hiperliderazgo de Feijóo, sin cuotas territoriales, no volverá a repetirse. Al menos hasta que el sucesor logre una mayoría absoluta, que le convierta en incontestable en las filas populares. Habrá de ganárselo.

RUEDA PRESIDE HOY EL CONSELLO DE LA XUNTA

No será la primera vez, y puede que tampoco la última. El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, presidirá hoy la reunión semanal del Ejecutivo autonómico, dada la ausencia del presidente, Alberto Núñez Feijóo, quien se desplazará a La Palma para participar mañana en la Conferencia de Presidentes.

Feijóo asistirá hoy al acto de homenaje a la Ejemplaridad del Pueblo de La Palma en apoyo a los afectados por el volcán, que estará presidido por Los Reyes.

Preguntado ayer por sus opciones de suceder a Feijóo como presidente de la Xunta, Rueda rechazó “hablar de futuribles” y se limitó a mostrar su convencimiento de que el líder del PPdeG será una buena alternativa para dirigir el PP nacional. “Creo que hasta ahora todo lo que hizo, lo hizo bien”, argumentó.

“No voy a hablar de cosas que no han pasado, ni se han planteado a día de hoy hasta ver como se soluciona todo lo demás”, reiteró sobre su posible promocionar. Hoy los periodistas le volverán a preguntar.




Compartir el artículo

stats