Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El futuro incierto en el PP de Fran Hervías, artífice de la trama contra Cs

Su estrecha relación con Egea y su capacidad camaleónica complica su continuidad como asesor en Génova bajo la batuta de Feijóo

Fran Hervías, secretario de organización de Ciudadanos.

La crisis en el PP ha finiquitado el liderazgo de Pablo Casado quién, pese a querer resistir, ha sacrificado a su mano derecha, Teodoro García Egea. Su núcleo duro se ha desvanecido en cuestión de días y ha puesto en cuestión a los escuderos de Egea, entre ellos, el artífice de la estrategia de desgaste y absorción de CiudadanosFran Hervías.

El que fuera el propulsor del salto a la arena nacional de Cs, ostentando la secretaría de Organización entre 2014 y 2020 de la mano de Albert Rivera, fichó por Génova atacando a Inés Arrimadas por actuar como “muleta del sanchismo”. Convirtió las pullas en estrategia política, tramando una OPA contra las siglas que él mismo ayudó a fortificar.

Apodado como 'señor Lobo' en alusión al personaje de Pulp Fiction que "soluciona problemas", trabajó en la sombra mano a mano con Egea, y cuando todavía seguía en Cs, tiró de agenda naranja para engrosar las filas populares y urdió un plan para echar al traste la operación murciana de Cs y el PSOE. Una ofensiva que fracasó tras la compra de tres tránsfugas que permitieron al PP seguir al frente del gobierno autonómico.

Hervías abandonó las siglas naranjas cuando ya se daba por muerta la moción, se implicó en que no fructificara cuando mantenía el carnet de Cs y salió victorioso, justificando así su fidelidad a Casado, al someter a los naranjas a una caída libre y a una hemorragia constante de cargos y poder territorial. Egea pudo lucir ante su jefe que Hervías era un buen fichaje, que ya tenía experiencia porque supo cómo absorber a dirigentes de UPyD para que Cs cuajara.

Un plan en 'stand by'

Esto le hizo ganar un puesto en Génova que, por ahora, mantiene. Ejerce como asesor, entre bambalinas y el carpetazo de la operación derribo de Cs todavía está por ejecutar. Un plan que está en ‘stand by’ a la espera de que el congreso extraordinario corone como nuevo líder nacional al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y que este decida si lo lleva a cabo o lo descarta. 

Pero el perfil de Hervías y su estrecha vinculación a Egea complican su continuidad en el PP. En la guerra abierta con la presidenta de la Comunidad de Madrid Isabel Díaz Ayuso, Hervías no tardó en tomar partido por Casado, aunque días después, al constatar el aislamiento del dirigente popular, optó por distanciarse públicamente de él y pidió un congreso extraordinario, eso es, la dimisión de Casado.

En la diana de los naranjas por su traición al partido, generó desconfianza entre algunos miembros del PP, que no tardaron en aplaudir un tuit de la diputada de Cs, María Muñoz, en la que replicaba a Hervías: “No aceptamos cambios ni devoluciones”.

La capacidad camaleónica de Hervías decantará en buena parte su futuro en las filas del PP, pero Feijóo expresa reticencias sobre mantener a los escuderos de Casado y Egea en sus puestos por sus maniobras erráticas hasta el punto de abrir una crisis interna que se los ha llevado por delante.

Compartir el artículo

stats