Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El misterioso "consocio" en el testamento del testaferro de Zaplana

La Guardia Civil cree que el exministro de Trabajo ostenta la "titularidad velada" de las propiedades atesoradas por su amigo de juventud

Eduardo Zaplana.

Joaquín Barceló alias 'Pachano' es uno de los presuntos testaferros de Eduardo Zaplana. El exministro usa el mote para identifica a su amigo y persona de máxima confianza tanto en sus agendas como en las conversaciones entre ambos grabadas por la Guardia Civil, autorizadas por el Juzgado de Instrucción 8 de Valencia y avaladas por la Fiscalía Anticorrupción.

Joaquín Barceló es un amigo de juventud de Zaplana y miembro de la Peña Picarol. Ocupó una dirección general en el área de Turismo y también fue director de relaciones institucionales de Terra Mítica, el proyecto faraónico que inició la fiebre por los grandes proyectos y eventos, que también acogió una trama de facturas falsas, según sentencia firme del Supremo.

Barceló es "la parte esencial del entramado empresarial", según los investigadores del caso Erial, utilizado para evadir el dinero presuntamente opaco a Andorra (donde era propietario de cuatro empresas panameñas) o retornarlo a España desde Luxemburgo -donde ingresaban las supuestas mordidas los Cotino-, a través de las mercantiles que Barceló administraba como Costera del Glorio, Medlevante o Gesdesarrollos Integrales. Tres empresas utilizadas para las inversiones inmobiliarias en la comarca de la Marina Baixa o en la exclusiva urbanización La Finca de Madrid. Su esposa también está investigada en la causa. Barceló pasó nueve meses en prisión preventiva, como el expresidente de la Generalitat.

De esta forma, 'Pachano' puede considerarse la clave de bóveda sobre la que gira todo el entramado empresarial presuntamente organizado para garantizar el traslado de las mordidas pagadas en España hacia Andorra y Luxemburgo y la particular operación retorno de vuelta a España.

Un entramado para el que hay que prevenir futuras contingencias como la que toda persona humana tiene: la certeza de la muerte. De ahí que Joaquín Barceló dictara testamento junto a su mujer en el que "establecen que, a efectos de conocimiento de sus hijos, el beneficiario de la propiedad del 50% de las participaciones sociales de la mercantil Costera del Glorio SL (creada en 1997) es la persona cuyos datos personales se anexan en documento aparte".

Los agentes de la Guardia Civil han tenido acceso al testamento dictado por Joaquín Barceló y su mujer, gracias a un archivo creado el 7 de abril de 2010 y encontrado en un disco duro del despacho de Francisco Grau, "el artífice de la ingeniería" financiera creada para ocultar el cobro de mordidas y blanquear el dinero obtenido, por lo que se le considera otro de los presuntos testaferros de Zaplana, por lo que también estuvo encarcelado junto al exministro y Barceló.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil consideran en su último informe incorporado al caso Erial, que "la importancia la fecha [del archivo del testamento] reside en el hecho de que este mismo día —07-04-2010— Eduardo Zaplana del que se evidencia beneficiario de Costera del Glorio, habría mantenido una reunión con Joaquín Barceló y Francisco Grau en el despacho profesional de este último", tal como corrobora la agenda del exministro de Trabajo.

En el testamento, Barceló y su mujer manifiestan "solemnemente, a efectos de su general conocimiento y en particular para el de sus hijos", que es su "voluntad que el beneficiario de la propiedad (en adelante, consocio) del 50% de participaciones de Costera del Glorio sea la persona cuyos datos y circunstancias personales constan en documento aparte".

A los agentes de la Guardia Civil les llama la atención que "a la persona denominada consocio en el testamento se le destinan las participaciones de Medlevante y la vivienda de la calle Núñez de Balboa de Madrid. Los activos que precisamente a lo largo de la causa se han venido relacionando con la titularidad velada de Eduardo Zaplana", señalan los investigadores en el informe.

Igualmente, el consocio también es propietario de la mercantil Medlevante, "es la mercantil que se llegó a utilizar como pantalla para repatriar parte de los fondos obtenidos de las presuntas contraprestaciones ilícitas desembolsadas por el grupo Sedesa" en Luxemburgo, destacan los agentes de la Guardia Civil. "Contraprestaciones que se asocian con concesiones públicas concretas (la de las Inspecciones Técnicas de Vehículos y el Plan Eólico) que, en principio, nada tendrían que ver con los cargos públicos ocupados por Barceló Llorens y sí en cambio con los ocupados por Eduardo Zaplana".

Y, por último, tampoco escapa a los agentes que <"son varias las reseñas que se hacen al carácter confidencial que tiene este testamento privado y la carta fiducia [de Costera del Glorio] con objeto de proteger y preservar la imagen pública de los comparecientes".

Compartir el artículo

stats