El portavoz parlamentario de Nueva Canarias (NC), Luis Campos, ha solicitado este jueves al secretario de Estado de la Unión Europea (UE), Juan González-Barba, que Canarias "no" puede ser la "cárcel" de la frontera atlántica de España y de la UE, ni el "tapón" de los inmigrantes para que los demás estados tengan "tranquilidad".

Campos así se lo ha trasladado a González-Barba durante un encuentro con los portavoces del Parlamento canario, ya que Europa se encuentra articulando una nueva política para el Pacto de Migración y Asilo de la Comisión, y donde pidió que España y los estados miembros "sean conscientes de que Canarias no puede ser la cárcel" de Europa en el Atlántico.

Vulnerabilidades

Asimismo, Campos apuntó que Canarias por su condición geográfica y las vulnerabilidades propias de su condición insular, "no puede ser el tapón" de los migrantes que llegan a las costas canarias para trasladarse a territorio continental, "sólo para que respiren con más tranquilidad" el resto de los estados miembros de la Unión y la Administración del Estado, según informó NC en nota de prensa.

"La respuesta de la UE no puede volver a reproducir los procesos fallidos de Lesbos y Lampedusa, así como los intentos por desarrollar en Canarias una situación similar. Una política migratoria integral debe arbitrar un sistema de acogida digno, respetuosa con los derechos humanos y, en el caso de islas, con una capacidad limitada a sus condiciones y posibilidades", apostilló.

Esta realidad, dijo, "obliga a impulsar de forma decidida las derivaciones", por lo que reclamó un "esfuerzo de solidaridad", una gestión "eficiente" en los países de origen y tránsito para favorecer las migraciones legales, además de reforzar los sistemas de vigilancia.

React-EU

Finalmente también se refirió a la ejecución del Plan estatal de Recuperación, Transformación y Resiliencia, sobre el que Campos abogó porque el sistema diseñado por el gabinete de Pedro Sánchez para asignar el grueso de las inversiones europeas pendientes responda a los principios decididos por la UE y aplicados en primer pago del React-EU (632 millones de euros para Canarias entre 2021 y 2022), es decir, el impacto social y económico de la pandemia del coronavirus.

Así, solicitó que se aclaren con rapidez los requisitos para el cumplimiento de los objetivos del plan, apuntando que las comunidades recibirán entre el 40 y 50 por ciento de los 72.000 millones de euros en transferencias que España recibirá hasta 2023 y que los primeros 27.000 millones de euros ya están adelantados en los presupuestos estatales de 2021 en vigor.