29 de septiembre de 2020
29.09.2020
Crisis del coronavirus

Andalucía limita a seis personas las reuniones familiares y cierra Casariche

La localidad sevillana tendrá mayores restricciones al pasar de 500 casos por cada 100.000 personas

29.09.2020 | 13:04
Parlamento de Andalucía.

El Gobierno andaluz recomienda limitar las reuniones familiares a seis personas y ha acordado este martes restringir la movilidad en la localidad sevillana de Casariche, tanto dentro del municipio como para las entradas y salidas, por la alta incidencia de la Covid-19 en las últimas dos semanas.

Además, realizará un cribado masivo de test rápidos en once municipios donde hay más de 500 positivos por prueba PCR por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, según han anunciado en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno el portavoz, Elías Bendodo, y el consejero de Salud, Jesús Aguirre.

Los test masivos se realizarán en Pulpí (Almería); Almodóvar del Río (Córdoba); Jamilena, Los Villares y Linares (Jaén); La Campana, Villaverde del Río, Arahal y Paradas (Sevilla); Sierra de Yeguas y Villanueva de la Concepción (Málaga).

En Casariche se restringen movimientos y la entrada y salida durante 14 días, salvo para la asistencia a centros sanitarios o educativos; para cumplir obligaciones laborales o legales; para la asistencia a mayores, menores o dependientes; para ir a las entidades bancarias o a entes judiciales; y para renovar permisos o acudir a exámenes o pruebas oficiales inaplazables. Esta localidad, con 5.593 habitantes, ha registrado 254 positivos en dos semanas, de ellos 146 en los últimos siete días.

El Ejecutivo autonómico considera que la cifra de 500 positivos por cada 100.000 habitantes que ha fijado el Gobierno central hay que "vestirla" y contextualizarla, estudiando cada caso para tomar las medidas necesarias y no quedándose sólo en ese dato para decidir actuaciones tan importantes como la restricción de movimientos.

La Junta entiende que en cada municipio hay que estudiar si los contagios vienen por ejemplo por residencias de ancianos o por un evento determinado, así como la población diana a la que afecta, la presión asistencial o la tendencia de la curva en la última semana.

"Esto no es un tema de cifras, es un tema de salud pública", ha dicho el consejero de Salud, quien se lo ha comunicado así al ministro del ramo, Salvador Illa, al que reclama una conferencia sectorial para marcar criterios comunes para todas las regiones.

Aguirre ha defendido que "hay que medir más cosas para tomar una decisión tan importante" porque a cada municipio, aunque supere los 500 contagios por 100.000 habitantes, hay que hacerle "una valoración singular" y no regirse sólo "por un parámetro".

La Junta establecerá esta estrategia para todos los municipios que tengan alta incidencia de la Covid-19, con evaluaciones de los comités territoriales de alerta de Salud Pública, y con medidas implementadas por las autoridades locales.

Esas medidas que tomarían los ayuntamientos podrían ser limitaciones de horarios en hostelería, cierre de mercados, actividades recreativas o parques, control de población o reducción de velatorios, entre otros, según ha explicado el consejero Aguirre.

Respecto a las unidades familiares, se restringe a seis personas siempre que no se trate de la unidad familiar, ya que el 80% de los contagios que ha detectado la Junta se producen en ese ámbito, en viviendas o encuentros de familiares y amigos. Ahora mismo se trata de una recomendación que hace el Gobierno andaluz, aunque los servicios jurídicos de la Junta están valorando si se pasa a establecerlo como una orden.

Bendodo ha explicado que la Junta toma las medidas en base a la evolución de la pandemia, ya que en las reuniones familiares se están "disparando" los contagios.

En la hostelería y en las bodas, bautizos y comuniones se mantienen los aforos como hasta ahora, aunque la Junta no descarta tomar más medidas si la pandemia evoluciona negativamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook