25 de septiembre de 2020
25.09.2020
Activismo

Cientos de jóvenes españoles toman las calles por el movimiento Fridays For Future

Se unen a los actos celebrados en todo el mundo por una "justicia climática en la nueva normalidad"

25.09.2020 | 20:28

Jóvenes de toda España se han manifestado este viernes convocados por el movimiento Fridays For Future (FFF), que ha celebrado actos en todo el mundo para reclamar "justicia climática en la nueva normalidad", bajo las medidas de seguridad impuestas por la covid-19.

En España esta corriente reivindicativa está liderada por los grupos Juventud por el Clima (FFF España) y Alianza por el Clima, que se han mostrado a favor de que, a pesar de alerta sanitaria, "siga siendo fundamental" incorporar la emergencia climática a la agenda política, ya que "el coronavirus y el cambio climático no son causas, sino consecuencias de la crisis del mismo sistema", según aseguran en un manifiesto.

Se trata del primer día de acción global que FFF convoca este año y lo ha hecho coincidiendo con la Asamblea General de la ONU cuyo objetivo es impulsar la implementación del Acuerdo de París, que busca evitar que se sobrepase en este siglo la barrera de 1,5 grados de aumento de la temperatura global, y que este año cumple cinco años sin que se haya hecho lo suficiente para cumplir sus metas.

Las movilizaciones han tenido lugar en una veintena de ciudades españolas y se han celebrado bajo el lema "justicia climática para salir de la crisis" aunque también han quedado plasmadas en las redes sociales donde se han abierto las etiquetas #JusticiaClimática, #TúQuéHaces25S, #25SClimayTrabajo y #FightClimateInjustice para facilitar la participación a todos los niveles.

El acto principal se ha celebrado frente al Congreso de lo diputados en Madrid, pero también estaban convocadas protestas similares en el Consolat del Mar en Palma de Mallorca, junto al ayuntamiento de Sevilla, o en la Plaza Nueva de Vitoria.

En otros municipios españoles han optado por las sentadas, "una forma de protesta que facilita la distribución de los manifestantes en el espacio", según portavoces de FFF, como ha sido el caso de Granada, del Paseo de Gracia de Barcelona, sin olvidar las marchas en la estación de tren de Oviedo.

En todas se ha leído un manifiesto donde estas organizaciones destacan que, en un contexto de crisis sanitaria y socioeconómica "sin precedentes", prevenir los peores efectos de la emergencia climática "es imperativo" y que "los esfuerzos del actual Gobierno de España resultan insuficientes para cumplir con los compromisos internacionales adquiridos, y para compensar la falta de acción de gobiernos previos".

En la sentada de Madrid ante el Congreso, un centenar de manifestantes ha desplegado pancartas ante la puerta de los leones con la frase "Ante la emergencia, todas por el clima" y otras muchas que hacían alusión al presidente brasileño Jair Bolsonaro acusándole de "genocida", todo ello acompañado de consignas como "señores diputados, qué pasa con los grados" o "estamos tratando los síntomas, no la causa".

Los congregados mantenían la preceptiva distancia de seguridad colocando en ocasiones pares de zapatos entre uno y otro para simbolizar, según han dicho, a los madrileños "que no han podido acudir esta tarde por estar confinados en sus barrios".

Javier Andaluz, portavoz de Alianza por el Clima, ha recordado que "vivimos en un planeta con limites finitos" y por eso, ha reivindicado la importancia de "lograr una recuperación sostenible y verde", algo que pasa por "limitar el incremento de la temperatura global por debajo de los 1,5 grados y avanzar hacia la descarbonización con alternativas al mundo industrial que sitúen en el centro los trabajos tradicionales".

La música y el ambiente festivo han protagonizado el acto que se ha celebrado en el centro de Barcelona, en el que han participado cientos de personas, aunque menos de las 500 que se habían inscrito previamente y que debían facilitar su teléfono o correo electrónico, siguiendo la normativa anticovid.

La convocatoria ha sido secundada en ciudades de todo el mundo con un seguimiento desigual marcado por la crisis sanitaria y por las medidas de seguridad impuestas por las autoridades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook