04 de mayo de 2020
04.05.2020
Crisis del coronavirus

Sanidad quiere reducir a 48 horas el plazo para identificar casos sospechosos

Fernando Simón apunta al "objetivo ambicioso" de reducir el tiempo de diagnóstico

04.05.2020 | 14:25
Fernando Simón.

El Ministerio de Sanidad quiere reducir a un máximo de 48 horas el plazo para identificar un caso sospechoso de coronavirus, en lugar de los hasta 15 días que se tarda actualmente entre que una persona desarrolla síntomas y recibe el diagnóstico de la enfermedad.

Así lo ha dicho este lunes en rueda de prensa el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que ha reconocido que se trata de un objetivo ambicioso y que habrá que esperar a ver qué capacidad real existe en las comunidades autónomas y, "si hay que reforzar los sistemas, habrá que proponerlo y hacerlo".

Simón ha reconocido que en la actualidad el periodo entre que se desarrollan síntomas, se acude al médico y se notifica el diagnóstico oscila entre 10 y 15 días y el objetivo de cara a la fase de transición es identificar los casos sospechosos en un plazo máximo de 48 horas "al menos en un porcentaje muy muy alto".

Ha explicado que las CCAA están actualmente en ese proceso. "Lo que vamos a hacer ahora es tratar de hacer detección precoz con muchos indicadores diarios y semanales que van dirigidos a conocer el número de casos posibles o sospechosos que pueden tener sintomatología relacionada con el coronavirus.

Se trata de garantizar que en el momento en que se transite de una fase a otra, las comunidades están preparadas para responder correctamente en caso de brote, ha subrayado.

Simón ha sido cauteloso al referirse a la posibilidad de usar aplicaciones para hacer un seguimiento de los contactos de un contagio, una información que ha calificado como fundamental "en el momento en el que el numero de casos sea lo suficientemente pequeño como para plantear un transito" a otra fase.

Aunque ha reconocido que España "está trabajando" con estas aplicaciones para ver cómo se deben de relacionar con las bases de datos sanitarios y con los sistemas asistenciales y de salud publica, ha insistido en que "hay mas alternativas" para hacer un seguimiento de los contactos.

"Lo que necesitamos saber es que valor añaden a otros sistemas que ya tenemos instalados o que se están instalando para hacer este seguimiento" y ha advertido de que en España existe una ley "restrictiva que protege la privacidad de las personas" y que las aplicaciones tienen que ir en consonancia con ella.

Según la información de que dispone el experto, esta mañana solo habían llegado solicitudes para pasar a la fase 1 el próximo día 11 de mayo de "una parte de las islas de Baleares y Canarias".

En ese sentido, el epidemiólogo ha recordado que "las solicitudes para los que quieran abrir el lunes 11" se tienen que hacer antes del próximo miércoles, mientras que si se "quiere abrir dentro de dos semanas tienen todavía margen para hacerlas".

Sobre la propuesta de Cataluña de usar las áreas de salud como unidades territoriales, Simón ha afirmado: "si reúne las condiciones, no veo por qué no se va a utilizar, como puede pasar en cualquier otra comunidad. No creo que esto sea una discusión de CCAA específicas, sino de cualquier zona del territorio español".

Ha explicado que en el plan de transición se especifica que si las comunidades identifican otra unidad territorial con las características adecuadas tanto epidemiológicas, como de capacidades asistenciales y de control de la movilidad hacia otras unidades territoriales aledañas lo pueden proponer y discutir con el Ministerio.

"Si se llega a una discusión que nos permita pensar que ese área es susceptible de cambiar de fase, no hay ninguna problema en hacerlo", ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook