11 de abril de 2020
11.04.2020
Crisis del coronavirus

Sanidad recomienda a personas "vulnerables" al coronavirus no ir al trabajo

Illa se ha referido a embarazadas o a los que sufran enfermedades cardiovasculares o pulmonares, quienes podrán pedir la baja médica - El ministro ha insistido en aconsejar el uso de mascarilla en el transporte público

11.04.2020 | 14:00
Un trabajador con mascarilla en Valencia.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha recalcado este sábado que el confinamiento seguirá activo el próximo lunes pese a la reactivación de parte de la actividad económica, por lo que ha llamado a mantener las medidas de distanciamento social y ha aconsejado el teletrabajo.

Illa ha formulado estas recomendaciones en una rueda de prensa junto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la que ha dado cuenta de los principales consejos y recomendaciones en el regreso a la actividad, para el que el Ejecutivo ha publicado una guía de buenas prácticas.

El ministro ha recalcado que no debe ir a trabajar quien presente síntomas, por leves que sean, y ha llamado a seguir "tres prioridades": mantener la distancia mínima de un metro, el lavado de las manos y la "máxima" higiene en los espacios públicos y privados.

Además, tras las recomendaciones anunciadas eel viernes, Illa ha asegurado este sábado que las personas "vulnerables" al Covid-19, como embarazadas o aquellas que padezcan enfermedades cardiovasculares o pulmonares crónicas o diabetes, no deberían acudir al trabajo, solicitando la correspondiente baja médica.

Illa ha recalcado que el confinamiento seguirá activo el próximo lunes pese a la reactivación de parte de la actividad económica, por lo que ha llamado a mantener las medidas de distanciamiento social y ha aconsejado el teletrabajo.

A las prioridades citadas, Illa ha añadido una recomendación, la de usar, cuando esté disponible, una mascarilla higiénica para aquellos casos en los que no se pueda cumplir la distancia interpersonal que, según Illa, "son casos muy tasados".

Se trata de una nueva categoría de mascarilla, diferente a la quirúrgica, para la que España ya ha definido las condiciones técnicas que debe cumplir.

Su uso no es obligatorio, es recomendable para los casos citados, ha dejado claro el ministro, quien ha precisado que actualmente "nos encontramos en evidente proceso de ralentización de la epidemia" y cada vez más cerca de doblar el pulso al virus y doblegarlo de forma definitiva, ha dicho.

Confinamiento hasta el 26 de abril como mínimo

No obstante, el titular de Sanidad ha incidido en que "seguimos en estado de confinamiento" hasta como mínimo el 26 de abril, fecha hasta la que seguirán "plenamente vigentes" todas las medidas adoptadas por el Gobierno.

Es más, ha reconocido que "es muy probable" que el confinamiento se mantenga más allá de ese día, como ya advirtió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su petición de prórroga del confinamiento en el Congreso de los diputados.

Sobre las medidas que incluye la guía de buenas prácticas divulgada este sábado por el Ejecutivo, ha dicho que la mayoría pasan por mantener la distancia interpersonal de como mínimo un metro y, a ser posible, dos.

Si se hacen desplazamientos en coche, ha dicho, se aconseja extremar la limpieza del vehículo y evitar que vaya más de una persona por fila de asientos, recomendación que se extiende a los transportes públicos.

En los centros de trabajo, Illa ha explicado que también es fundamental mantener la distancia a la entrada, a la salida y durante la permanencia en los mismos y ha recomendado que se escalonen los horarios lo máximo posible si el espacio de trabajo no permite garantizar esa distancia mínima.

El Gobierno escuchará a las CCAA

Por otra parte, Illa ha anunciado que el Gobierno escuchará las "propuestas" y "decisiones" de las comunidades autónomas para decidir qué medidas tomar más allá del 26 de abril, cuando concluirá, de no mediar una nueva prórroga, la fase de confinamiento y aislamiento social. 

El ministro de Sanidad ha rechazado avanzar qué ocurrirá más allá de esa fase de confinamiento, tras preguntas de los periodistas sobre la intención de la Comunidad de Madrid de realizar test para controlar el virus y mantener durante un año o dos las medidas de protección individual frente al coronavirus en el caso de personas con patologías graves.

En su respuesta Illa ha rechazado polemizar con la "buenísima labor de las comunidades", aunque ha recalcado que ya existen protocolos acordados con las comunidades sobre los test y está "protocolizado" a quién hay que testar y cómo hay que hacerlo.

El ministro ha eludido responder a recomendaciones "a años vista" cuando, según ha recalcado, todavía se están estudiando las medidas a ejecutar "más allá del 26 de abril" y por ello se ha solicitado a las administraciones regionales que señalen sus propuestas y decisiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook