El presidente del PP, Pablo Casado, ha iniciado su discurso en el debate de investidura abordando el conflicto catalán y lamentando que Pedro Sánchez, en su intervención, no haya mencionado la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de inhabilitar a Quim Torra. Si Sánchez no actúa contra el 'president' y no le exige el cumplimiento del acuerdo de la JEC, Casado ha avisado al líder del PSOE de que lo denunciará por prevaricación.

El líder de los conservadores ha reclamado al candidato del PSOE que aplique el artículo 155 para obligar al dirgente catalán "al cumplimiento forzoso" de la resolución de la JEC. En todo caso, este órgano todavía no ha comunicado a Torra su decisión, ya que ayer solo dio a conocer un adelanto del acuerdo y está a la espera de sumarle los votos particulares de los seis jueces discrepantes para trasladar al 'president' que le pide la inhabilitación.

En la tribuna, Casado ha señalado que ayer la JEC retiró "la condición de diputado autonómico por desobediencia quedando inhabilitado para ejercer un cargo público, incluido el de máximo representante del Gobierno catalán, tal como contempla el propio Estatut y la ley orgánica del régimen electoral general". El líder del PP ha recordado las palabras de Torra de anoche, tras la reunión extraordinaria del Govern, cuando dijo que solo responderá ante el Parlament de Catalunya. Según Casado, el 'president' se declara "de nuevo en flagrante desobediencia a la legalidad". "Señor Sánchez, usted juró cumplir y hacer cumplir la Constitución y la legislación en vigor. ¿Usted va a permitir tener un presidente autonómico en abierta rebeldía frente al Estado? (...) Si Torra no cesa de su cargo en las próximas horas, usted debería iniciar el requerimiento de sus obligaciones constitucionales y si no las acata debería activar de inmediato el artículo 155", ha proclamado desde la tribuna entre aplausos de la bancada del PP.

El dirigente conservador le ha ofrecido el apoyo de los senadores del PP para sacarlo adelante (ese precepto constitucional se aprueba en esa Cámara) y ha advertido a Sánchez de que, si no exige a Torra que cumpla con la resolución de la JEC, "podría estar incurriendo en la prevaricación por hacer resoluciones injustas por rédito electoral y partidista". "Y en ese caso le aseguro que actuaremos con usted con la misma firmeza que contra Torra", ha advertido.

Casado: "Haremos todo lo que está en nuestra mano para que la pesadilla en la que nos sume Sánchez sea breve"

El "epitafio político" de Sánchez

El líder del PP considera que con Sánchez empieza "un tiempo de pesadilla" y que "este Gobierno será su epitafio político". "Está en el lado equivocado de la historia, pero no podrá arrastrarnos con usted ni a nosotros ni a España", ha lamentado. En opinión de Casado, el acuerdo al que ha llegado el PSOE con ERC para lograr la abstención de los 13 diputados independentistas supone "haber amnistiado de facto" a los políticos encarcelados por el 1-O. Cree que ese acercamiento a los republicanos y la mesa de diálogo bilateral acordada con los socialistas "ha resucitado el 'procés'".

Casado se ha burlado de que ahora Sánchez considere que en Catalunya hay un "conflicto político". "¿Qué narices de conflicto es este?", ha llegado a soltar tras lamentar la "inmoral equidistancia" que considera que tiene Sánchez entre los dirigentes del 'procés' y los catalanes que sufren los ataques de los independentistas. Y ha abundado en la estrategia ya apuntada estos últimos días de que el PP volverá a las calles, tal como hizo Mariano Rajoy en 2004, cuando estaba en la oposición. "Estaremos en los centros de trabajo y estudios, con los jóvenes, las familias, los mayores; estaremos en los pueblos y ciudades, en las calles y en las plazas. No habrá recurso que no utilicemos para combatir la pretensión de acabar con España", ha anunciado.

Mano tendida a Revilla

En su alocución, Casado también ha anunciado que el PP de Cantabria apoyará a Miguel Ángel Revilla a mantener su Gobierno autonómico en el caso de que el PSOE decida romper la coalición con el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) en esta región, como represalia por el voto en contra del partido cántabro a la reelección de Sánchez. El único diputado del PRC en el Congreso anunció hace unos días que votaría en contra del aspirante socialista tras conocer el acuerdo entre el PSOE y ERC.

La réplica de Sánchez ha sido constantemente interrumpida por el griterío en la bancada popular. El cara a cara entre ambos políticos ha ido subiendo de tono y hasta la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha pedido contención y "dejar la plaza del pueblo".

El candidato socialista ha respondido a Casado con sorna, le ha reprochado que bloquee la investidura y ha ironizado sobre el supuesto viraje a la centralidad del PP en los últimos meses tras escuchar el tono duro del líder conservador. Gracias señor Casado por la moderación. "Acabó el 2019, y con él, el supuesto viaje a la moderación del señor Casado. Toca afeitarse la barba de nuevo", ha señalado.

El secretario general del PSOE no ha mencionado a Torra directamente ni tampoco la amenaza de la denuncia por prevaricación que le ha lanzado. Sí que le ha afeado que el PP no demuestre la misma "lealtad" que el PSOE en la oposición tuvo con Mariano Rajoy cuando este tuvo que aplicar el 155 contra la Generalitat de Carles Puigdemont.

Sánchez: "La derecha no quiere un Gobierno porque piensan que cuanto peor mejor"

Denuncia por "maniobras torticeras" contra la investidura

Sánchez ha acusado al presidente del PP de maniobrar para tratar de frustrar la investidura, en una réplica interrumpida constantemente por abucheos en el hemiciclo. "Usted no se ha conformado con bloquear a formación de gobierno cuando ha visto que los votos no le bastaban ha utilizado todo tipo de artimañas jurídicas y extrajurídicas para tratar de sabotear la formación de Gobierno. Usted ha hecho cosas impropias de un candidato. No se va a salir con la suya porque las maniobras además de torticeras son demasiado evidentes y se van a poner en su contra", ha vaticinado en referencia a las decisiones de la JEC . "Ustedes dicen que les duele España pero lo que verdaderamente les duele es no gobernar España y ese dolor se les hace insoportable. Por eso bloquean", ha resumido.

Sánchez ha afeado a Casado que agite el miedo a la ruptura de España por la consulta a la ciudadanía catalana que incluye el pacto entre el PSOE y ERC para los acuerdos alumbrados por la mesa de gobiernos. Le ha recordado que hay 11 estatutos de autonomía que reconocen la capacidad de convocar consultas. "¿Va a llevar todos estos estatutos al [Tribunal] Constitucional, o mejor dicho, a la Junta Electoral Central?", ha preguntado.

También le ha reprochado que saque a relucir el terrorismo de ETA, cuando fueron, ha señalado, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba, quienes pusieron fin a la banda. En su primera intervención, el líder de los populares también había denunciado que el PSOE logre sacar adelante la investidura con la abstención de EH Bildu. "Pacta usted con un partido que considera a ETA la vanguardia de la democracia, justificando el asesinato de socialistas. Lo siguen haciendo los herederos de Batasuna. Pregúnteles si condenan el asesinato de inocentes en España", le ha requerido.

El candidato ha lamentado el tono duro empleado por Casado y ha recordado que todos los líderes conservadores han criticado inequívocamente con exabruptos a los presidentes del PSOE. "El malo el malísimo es el líder socialista que está en el Gobierno, y el bueno es el que ya no está", le ha reprochado. Sánchez ha llevado el argumento a otros ejemplos. "Señores tengo que anunciarles que hay un PNV bueno que respalda al PP, y un PNV malo que respalda al PSOE. Y así llegamos a decir que ceder las competencias de tráfico a Navarra es el colmo de la desvergüenza, cuando fueron unas competencias pactadas hace 20 años", ha reprochado.

Casado ha vuelto a subir a la tribuna y ha intentado sacudirse los ataques de Sánchez con dos asuntos: la gestión económica del PP y la sentencia del 'caso de los ERE', un fallo judicial que Sánchez ha evitado comentar durante estas semanas. Pero tampoco ha conseguido que el secretario general del PSOE entre en esos temas. El jefe del Ejecutivo se ha escabullido aludiendo a los escándalos de corrupción del PP.

El cara a cara ha seguido. "No respeta a la prensa. No contesta absolutamente a nada. ¿Qué va a ejecutar del pacto de ERC? ¿Está de acuerdo con la insumisión del señor Torra?", le ha espetado.

Sánchez, ya desde el escaño, ha asegurado que con su "actitud, sus formas", Casado no conecta ni con sus propios votantes. "Ni se va a romper España ni se va a romper la Constitución. Lo que estamos empezando a romper es el bloqueo a la investidura después de cinco procesos electorales que usted ha perdido. Lo que se ha roto y, usted abona, es la ruptura del centroderecha (...) Lo que está haciendo con sus formas y su actitud es legitimar la ultraderecha", ha concluido.