23 de octubre de 2019
23.10.2019
Memoria histórica

El Valle de los Caídos, en diez preguntas y respuestas

Con sus puertas cerradas desde el 11 de octubre y hasta la exhumación de Franco, afronta una nueva etapa de una historia que suma ya 60 años

23.10.2019 | 11:44

Las puertas del Valle permanecerán cerradas al público hasta que el gobierno ejecute la exhumación de Franco, después de un largo proceso judicial. Así pues, ante toda la polémica existente sobre el tema y el laberinto burocrático por el cual ha pasado esta iniciativa, no está de más conocer la respuesta de diez preguntas frecuentes sobre el Valle de los Caídos.

1. ¿Cuál es su origen?

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba el 1 de abril de 1940 un decreto firmado por Francisco Franco para la construcción de una basílica, monasterio y cuartel de juventudes en la finca de Cuelgamuros (San Lorenzo de El Escorial, Madrid). El objetivo era "perpetuar la memoria de los caídos en nuestra Gloriosa Cruzada", en referencia a la Guerra Civil. "Es necesario -indicaba el decreto- que las piedras que se levanten tengan la grandeza de los monumentos antiguos, que desafíen al tiempo y al olvido y que constituyan lugar de meditación y de reposo en el que las generaciones futuras rindan tributo de admiración a los que les legaron una España mejor". El fin originario, fue, pues, crear un espacio para honrar la memoria de los franquistas muertos en su lucha.

2. ¿Quiénes dirigieron el proyecto y cuánto tardó en construirse?

El arquitecto Pedro Muguruza, director general de arquitectura durante el franquismo, empezó el trabajo y fue relevado en 1950 por su alumno Diego Méndez. Asimismo, el principal autor de las esculturas que lo decoran fue Juan de Ávalos. Transcurrieron diecinueve años justos desde la firma del decreto de construcción hasta su inauguración, pero las obras duraron un año menos. La inauguración oficial del Valle tuvo lugar el 1 de abril de 1959, una fecha elegida por el régimen franquista con motivo del XX aniversario del final de la Guerra Civil.

3. ¿Cuál es su elemento más característico?

El símbolo del monumento y la protagonista de todas sus fotos es la gran cruz de piedra caliza, con una altura de 150 metros y unos brazos de 24 metros cada uno. La cruz se alza sobre la basílica que, excavada en la roca, tiene una longitud de 262 metros y una cúpula de 40 metros de diámetro.

4. ¿Quiénes trabajaron en su construcción?

Los principales autores de la obra fueron unos 20.000 presos del franquismo. La mayoría de ellos eran presos políticos y prisioneros de guerra republicanos que redimían días de pena por jornadas de trabajo. Estos "trabajadores voluntarios" eran empleados por los contratistas de la obra, que pagaban al Estado un tercio menos que a un trabajador libre. Una ínfima parte de ese dinero iba a una cartilla a nombre del preso.

5. ¿De quién depende el complejo?

La Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, creada por decreto-ley el 23 de agosto de 1957, fue la primera encargada de gestionar el monumento. De hecho, poco menos de un año después de su creación, los monjes benedictinos empezaron a residir en la abadía de la Santa Cruz del Valle. La Fundación mencionada se encargó de la gestión del Valle hasta 1982, cuando su administración pasó a depender de Patrimonio Nacional, de forma supuestamente provisional. Aún así, la gestión del lugar aún permanece en las mismas manos.

6. ¿Cuántas personas están enterradas allí?

Según los datos de Patrimonio Nacional, además de Franco, hay un total de 33.847 personas fallecidas en la Guerra Civil. Sus restos, procedentes en gran parte de fosas comunes, se fueron trasladando desde 1959 hasta 1983, en muchas ocasiones de forma clandestina y sin el consentimiento de las familias.

7. ¿Están identificadas todas las víctimas?

Hay 12.410 víctimas de la Guerra Civil sin identificar y sólo dos tumbas han permanecido hasta ahora a la vista del público, la de Franco y la de José Antonio Primo de Rivera, situadas a los pies del altar mayor.

8. ¿Ordenó Franco ser enterrado en el Valle?

No hay ningún testimonio directo de que el dictador avalara su deseo de ser enterrado en el Valle de los Caídos. De hecho, la decisión fue tomada por el Gobierno de Carlos Arias Navarro y de acuerdo con el rey Juan Carlos, tras la muerte de Franco.

9. ¿Cuándo se prohibió que albergara actos de naturaleza política?

La ley de memoria histórica del 26 de diciembre de 2007, impulsada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), determinó que el Valle de los Caídos se regiría estrictamente por las mismas normas generales de los lugares de culto y los cementerios púbicos. Así pues, prohibió que en cualquier lugar del recinto se organizaran actos de naturaleza política ni exaltadores de la Guerra Civil, de sus protagonistas o del franquismo.

10. ¿Qué futuro le espera al Valle de los Caídos?

La comisión de expertos creada por acuerdo del Consejo de Ministros presentó un informe en noviembre de 2011 en el que recomendaba la exhumación de Franco y el cambio de lugar de la tumba de Primo de Rivera, para que dejara de ocupar un lugar privilegiado. Además, también defendía una "resignificación integral" del Valle de los Caídos para convertirlo, de verdad, en un lugar para la memoria de todas las víctimas de la Guerra Civil. Aún así, este dictamen en ningún momento pone en duda el uso futuro de la basílica como lugar de culto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook