08 de abril de 2019
08.04.2019
Caso Cusarch

El periodista del 'caso Cusarch' dice que no tuvo otra opción que entregar su móvil

Kiko Mestre ha señalado que su situación fue como "si el médico te dice o te operas o te mueres"

09.04.2019 | 14:34
El periodista Kiko Mestre, a la derecha.

Kiko Mestre ha declarado ante la jueza del Tribunal Superior de Justicia Felisa Vidal que el pasado 11 de diciembre, cuando le fue intervenido su móvil personal y de trabajo por orden del juez Miquel Florit, que no tuvo otra opción que acceder al requerimiento. "Es como si vas al médico y te dice: o te operas o te mueres", ha explicado plásticamente el redactor de Diario de Mallorca.

Según Mestre, el auto del juez Florit no le dio opción a negarse a facilitar su móvil. "Ni me resistí, ni me aferré al móvil, ni me tiré al suelo, si me hubiera resistido podía haber acabado detenido por resistencia a la Policía".

El periodista ha manifestado, al final de su declaración, que la requisa de los móviles y el control judicial y policial de sus llamadas, le ha causado "un enorme daño moral y un gravísimo perjuicio profesional y familiar".

El redactor de Diario de Mallorca ha recalcado que el caso Móviles está causando un serio daño al trabajo de los periodistas en general y especialmente de los que se dedican a la investigación. "Nadie nos va a contar nada si sabe que la Policía va a tener acceso después a nuestras fuentes".

Mestre ha manifestado, a preguntas de su defensa, ha señalado que no renuncia a reclamar posibles indemnizaciones por el daño moral sufrido tras esta lamentable experiencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook