Nacional
JUAN MANUEL MORENO PRESIDENTE DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA / PARTIDO POPULAR

"Me preocupan las políticas que se alejan del camino de la democracia"

Jorge Dávila, Santa Cruz de Tenerife
24/mar/19 6:50 AM
Edición impresa
 

Jorge Dávila, Santa Cruz de Tenerife

Ha sido capaz de romper el monopolio político que ejerció el PSOE en suelo andaluz durante más de cuatro décadas, critica con dureza las concesiones de Pedro Sánchez a los separatistas catalanes y cree que el futuro inmediato de Vox no se puede medir hasta que tenga responsabilidades de gobierno. Juan Manuel Moreno (1970), presidente de la Junta de Andalucía, habla con ilusión de un futuro que aún está pendiente de los resultados de una auditoria: "Los andaluces veían que los socialistas no eran capaces de resolver sus problemas", subraya un gestor que entiende que "rescatar" a Franco es un sinónimo de falta de ideas y de proyecto. Sobre Asier Antona, aspirante del PP a presidir esta comunidad, el andaluz considera que "es la mejor alternativa a CC".

Viendo cómo ha ido evolucionado la política en los últimos tiempos, ¿confiaba hace un año en estar en la situación en la que ahora se encuentra?

Siempre creí que era posible romper las inercias y propiciar un cambio necesario y que los ciudadanos venían demandando desde hacía tiempo... Los resultados electorales han demostrado un hartazgo evidente por parte de la ciudadanía, a cuyos problemas no habían sabido dar respuesta los sucesivos gobiernos socialistas.

¿Cuáles fueron las causas que más influyeron en ese giro político?

En primer lugar, el agotamiento del proyecto socialista. Los ciudadanos veían que el PSOE no era capaz de resolver sus problemas. Y en segundo lugar, la corrupción. Los ciudadanos no entienden que el dinero que tendría que haberse dedicado a resolver el que seguramente es el principal problema de los andaluces, como el paro, se haya gastado en crear y mantener una red clientelar, con la única intención de favorecer los intereses del partido en el Gobierno, Y en ocasiones, además, de forma vergonzante por parte de algunos responsables socialistas.

¿Qué porcentaje de "desgaste" socialista hay que atribuirle a su triunfo?

Alguno hay, está claro, después de 40 años. Pero el PP, y también Cs, hemos sabido construir un proyecto que ha devuelto la ilusión y la confianza a los ciudadanos. Vamos a dar respuesta, y pronto, a sus demandas. Ya lo estamos haciendo.

¿Qué ha tenido que pasar en una tierra con tradición de izquierda para que ahora el poder se concentre en la derecha?

Pues mire, algo tan fácil como que los ciudadanos se han dado cuenta de que la izquierda no ha sido capaz de resolver sus problemas y de que los partidos de centro derecha, como el PP y Cs, no vienen a quitarles derechos, sino todo lo contrario: a garantizar a los ciudadanos el disfrute de los que tienen reconocidos en la Constitución Española y en el Estatuto de Autonomía de Andalucía, y a propiciar un escenario de mayor bienestar, reduciendo la presión fiscal y creando las condiciones necesarias para que las empresas inviertan en esta tierra. Eso permitirá generar empleo, y que ese empleo sea de calidad.

Muchos creían que el ejecutivo que usted lidera lo iba a tener algo más difícil a la hora de conformar gobierno.

Ha sido una negociación seria. Difícil también, ya que no se trataba de repartir espacios de poder, sino de construir un Gobierno con un proyecto sólido, capaz de dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos. PP y Cs comparten más cosas de las que los separan. Fundamentalmente, coincidimos en la necesidad de propiciar un cambio tras 40 años de gobiernos monopolizados por el PSOE. Pero también ha habido que ceder por parte de uno y otro, obviamente, lo que ha requerido un gran esfuerzo y grandes dosis de generosidad. Al final hemos conseguido conformar un equipo de gobierno unido y sin fisuras. ¿Usted piensa que, de lo contrario, podríamos haber puesto en marcha en tan poco tiempo más de cien medidas, como hemos hecho?

¿Qué retos tiene en mente y cuáles se pueden hacer realidad?

Vamos a convertir a Andalucía en una tierra en la que las empresas quieran invertir... Vamos a reducir la presión fiscal y a suprimir la excesiva burocracia, vamos a eliminar entes y organismos que el PSOE había creado a lo largo de 40 años y que no servían para nada? Y vamos a actuar con la máxima transparencia y rigor. Estamos a punto de recibir los resultados de la auditoría que encargamos nada más tomar posesión y estamos trabajando en los Presupuestos, aunque no vamos a esperar a tenerlos aprobados para actuar. De hecho, ya estamos aliviando, por ejemplo, las listas de espera de la sanidad pública, y agilizando el reconocimiento y las ayudas de la Dependencia, estamos redactando un Plan Estratégico de Competitividad para el sector agrícola y un Plan de Refuerzo Educativo, hemos reducido el número de altos cargos y puestos de confianza en un 17%... Me pregunta qué retos vamos a hacer realidad. Deme tiempo y verá que todos.

¿PP, Ciudadanos y Vox están obligados a entenderse?

En el caso de Andalucía, el Gobierno lo conforman PP y Cs. Y estamos, no obligados, sino encantados de entendernos. Claro que hay diferencias entre las posiciones de uno y otro partido. Pero coincidimos en lo fundamental. Y, sobre todo, coincidimos en la necesidad de propiciar el cambio en Andalucía. Vox no forma parte del Gobierno. Lo que haga en el Parlamento es su responsabilidad. Mi objetivo es que las grandes decisiones, los grandes proyectos, cuenten con el mayor consenso posible. Y por ello procuraré el apoyo de Vox, pero también del PSOE y de Adelante Andalucía.

¿Le sorprende el auge que está teniendo el partido liderado por Abascal?

No se puede medir el éxito de una opción política hasta que no ha tenido responsabilidades de gobierno... Lo que no me sorprende es el enfado de los ciudadanos con un Gobierno, el de Pedro Sánchez, que ha dejado a España en manos de los separatistas.

¿Le preocupa el auge de las políticas de extrema derecha?

Me preocupan las políticas que se alejan del camino de la democracia. Por la derecha o por la izquierda. La Constitución es el camino. Andar por sus márgenes solo puede generar dolor y eso es estar condenado al fracaso.

¿No cree que es un error rescatar a los "fantasmas" del pasado?

No es que sea un error, es que es absurdo... Hay que mirar al futuro. Siempre. Hay mucho por hacer. El pasado fue. No existe ahora. Quien se aferra a él es porque no tiene un proyecto que ofrecer.

¿Ese ascenso puede estar asociado a un cansancio del electorado?

Mire, los populismos surgen en momentos de dificultades sociales. La crisis económica ha hecho un daño muy profundo. Y aunque la estemos dejando atrás, el mal que ha causado está aflorando ahora. El populismo no es exclusivo de los extremos. El PSOE está haciendo también políticas populistas.

¿Se considera un pionero -por aquello del cambio andaluz- de lo que puede pasar en España en los próximos meses?

Me considero más que un pionero la punta de lanza. El caso de Andalucía es especial, ciertamente, pues en 40 años solo había gobernado el PSOE. Pero está claro que España necesita un cambio. Pedro Sánchez se ha convertido en un colaboracionista, desde La Moncloa, de los que quieren romper España. El Gobierno de Pedro Sánchez ha puesto en riesgo la unidad de España y la convivencia de los españoles.

¿Cómo está en estos momentos el PP?

El PP está en plena forma. Con un equipo joven, capacitado, experimentado, ilusionado, dispuesto y cohesionado. Y Pablo Casado es el mejor líder que puede tener un partido político y el presidente del Gobierno que España necesita.

¿Se equivocan los que apuestan por una "travesía por el desierto"?

El PP y Pablo Casado están preparados para liderar un Gobierno en España que devuelva a los ciudadanos la confianza en sus instituciones y el orgullo de sentirse españoles de una forma no excluyente. Estoy convencido de que el Partido Popular tiene el mejor proyecto para llevar a España al lugar que le corresponde en el panorama internacional y para garantizar la convivencia serena y tranquila entre todos los españoles, vivan donde vivan. Y los ciudadanos lo van a entender así y le van a dar su confianza el 28 de abril.

¿Qué papel debe jugar el Partido Popular de Canarias a corto plazo?

El PP canario tiene que liderar el centro derecha en el Archipiélago y propiciar el cambio, después de 30 años de gobiernos autonómicos presididos por Coalición Canaria. Lo ha hecho en Andalucía con el PSOE y está en condiciones de hacerlo también en Canarias.

¿Ve a Asier Antona con posibilidades de tomar el control de esta comunidad?

Estoy convencido de que Asier Antona será el próximo presidente del Gobierno de Canarias. Y de que los canarios no pueden tener mejor presidente que Asier Antona.

JUAN MANUEL MORENO PRESIDENTE DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA / PARTIDO POPULAR