27 de mayo de 2019
27.05.2019

Las urnas debilitan a Macron y Merkel

Los gobiernos de los dos motores de Europa registraron resultados decepcionantes en los comicios, frente al socialista Pedro Sánchez, que cobra un mayor protagonismo a su gabinete a nivel europeo

27.05.2019 | 05:08
Angela Merkel sufre un revés para su gobierno. Le Pen insta a Macron (foto) a disolver la Asamblea Nacional.

Las elecciones europeas han traído resultados decepcionantes para los partidos en el gobierno en Francia y Alemania, considerados los dos motores de Europa, pero todo lo contrario para el primer ministro español, Pedro Sánchez, cuya clara victoria catapulta a los socialistas españoles a un mayor protagonismo en la UE.

La ultraderechista Agrupación Nacional (RN), presidida por Marine Le Pen, ganó las elecciones europeas en Francia, por delante de La República en Marcha, la formación del presidente del país, Emmanuel Macron.

Le Pen instó a Macron a disolver la Asamblea Nacional y a convocar elecciones legislativas "para conocer la verdadera opinión del país".

La extrema derecha ya había ganado las europeas en 2014, pero en esta ocasión su triunfo ha venido acompañado, además, del hundimiento de los partidos tradicionales: conservadores y socialistas.

Otra sorpresa la protagonizan los Verdes, que se colocan en tercer lugar, y superan al partido conservador Los Republicanos, segunda fuerza política en el Parlamento.

Los conservadores de la canciller, Angela Merkel, se mantienen como primera fuerza en Alemania, pero con una notable caída de votos y en medio del fuerte ascenso de Los Verdes, que superan a los socialdemócratas.

Se trata de un revés para la coalición de Merkel, integrada por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), y con el Partido Socialdemócrata (SPD) como socio, que una vez más sale vapuleado de las urnas y cae casi doce puntos respecto a las anteriores europeas.

El bloque de la CDU/CSU acudía con el líder del Partido Popular Europeo (PPE), el bávaro Manfred Weber, como cabeza de lista común y aspirante a la presidencia de la Comisión Europea.

El partido socialista (PSOE) logra una clara victoria, al obtener 20 de los 54 escaños en liza, seguido de los conservadores del PP, que obtienen 12, y los liberales de Ciudadanos que pasan de 2 a 7.

El PSOE español se convertirá, según resultados aún no definitivos de las elecciones europeas, en el primer partido por número de escaños (20) del Grupo Socialdemócrata del Parlamento Europeo.

Después de su triunfo en las elecciones generales celebradas hace un mes, el PSOE amplía además su poder nacional con los avances registrados en los comicios locales y regionales que se celebraron este domingo.

Entre los resultados de las europeas destaca que la candidatura en la que están integrados los independentistas catalanes de izquierdas (ERC), Ahora Repúblicas, obtiene 3 representantes, entre ellos el líder del partido, Oriol Junqueras, en prisión provisional a causa de la declaración ilegal de independencia de 2017.

También entraría en la Eurocámara el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, actualmente huido de la justicia en Bélgica, y que encabeza la lista de Junts, que logra 2 escaños.

La Liga, el partido ultraderechista y euroescéptico que lidera el ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno italiano, Matteo Salvini, se perfila como el partido más votado del país en las elecciones al Parlamento Europeo.

De confirmarse estos sondeos, sería la primera vez que la Liga se convierte en el principal partido de Italia. En las elecciones generales del pasado año, la Liga obtuvo un 17 % de los votos y en las de 2013, solo un 4,08 %.

El ministro del Interior publicó en las redes sociales un mensaje con la frase "Una sola palabra: Gracias, Italia", acompañada de una fotografía suya sosteniendo un cartel en el que se lee "Primer partido de Italia, gracias".

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, es uno de los grandes derrotados de la noche. Anunció la convocatoria de elecciones anticipadas en el menor plazo posible tras el descalabro sufrido por su partido, el izquierdista Syriza, en las elecciones europeas, las primeras tras la salida del rescate.

En una jornada en la que también se celebraban comicios locales y regionales, Syriza no logró dar un giro a las encuestas y acabó con el 24 % de los votos, nueve por debajo de Nueva Democracia (33 %).

El Partido Socialdemócrata del primer ministro, Stefan Löfven, ganó las elecciones europeas en Suecia con algo más de una cuarta parte de los votos, en unos comicios en los que la ultraderecha fue la fuerza que experimentó una mayor subida y quedó tercera.

Los socialdemócratas mantienen sus cinco eurodiputados, por delante del Partido Conservador, que ganó un eurodiputado y suma cuatro.

El resultado provisional coloca al ultraderechista Demócratas de Suecia como tercera fuerza, condición que ya ostenta en el Parlmento sueco.

En el Reino Unido, el Partido del Brexit del populista Nigel Farrage ha arrasado en las elecciones, según los primeros resultados, que otorgan a la formación antieuropea el 33 % de los votos, seguido de los proeuropeos del Partido Liberal Demócrata.

El avance de la formación de Farage se interpreta como un mensaje de que el país, que se encuentra en pleno proceso del brexit, quiere abandonar definitivamente la Unión Europea.

El Reino Unido se ha visto obligado a participar en estos comicios pese a que abandonará el bloque comunitario, como muy tarde el 31 de octubre, por lo que los eurodiputados elegidos en estas elecciones abandonarán sus escaños en el Parlamento europeo tan pronto se materialice la desconexión.

El partido Fidesz del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, logró una aplastante victoria en las elecciones europeas con el 52,1 % de los votos, con lo que se hará de 13 de los 21 escaños del país en la Eurocámara, frente a los 12 que tiene actualmente.

Ese resultado aumenta el peso del Fidesz en la Eurocámara, algo que puede tener mucha importancia cuando decida a qué familia política se une en el Parlamento Europeo.

El Partido Popular Europeo (PPE) suspendió el pasado marzo a Fidesz por considerar que sus políticas antiinmigración y poco respetuosas del Estado de derecho violan los valores de esa familia política, aunque no lo expulsó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook