Estos dispositivos leen las matrículas de los vehículos sin necesidad de haberse saltado el límite de velocidad