30 de enero de 2020
30.01.2020
Novedad

Genes WRC para el más bestia de los Yaris

No es ninguna hipérbole. El GR Yaris, con sus 261 cv y tracción total ha sido desarrollado por el equipo oficial Toyota y sirve como base para la próxima generación de su World Rally Car

30.01.2020 | 13:24

Unas suspensiones específicas

  • Volviendo a su plataforma, el GR Yaris es tan especial que emplea una híbrida. La parte delantera es la de la GA-B que estrena el nuevo Yaris que va a lanzarse este año; la trasera recurre a la GA-C. Es así como los ingenieros han podido dotar al modelo de tracción total y de un nuevo sistema de suspensión. Porque, mientras el Yaris convencional se sirve de una barra de torsión en el tren posterior, esta versión la sustituye por una de doble horquilla. La tracción GR Yaris y las nuevas suspensiones son componentes fundamentales a la hora de proporcionarle un tacto de conducción decididamente deportivo y un alto nivel de estabilidad. La frenada corre a cargo de un sistema de alto rendimiento con unos discos ventilados de 356 mm de diámetro y pinzas de cuatro pistones.

El más agresivo de la historia del Yaris

  • Con tales mimbres, sería un delito que el GR Yaris pasara desapercibido. Más allá de la silueta coupé –característica de la nueva generación de este modelo–, esa línea de techo ha sido rebajada 91 mm, las puertas prescinden de marcos en las ventanillas y las llantas de 18'' tienen un diseño exclusivo. En el frontal toma distancias con la media de la nueva gama Yaris mediante una poderosa parrilla y unos bajos mucho más marcados. Del interior, lo que más claramente salta a la vista son los asientos deportivos inspirados en los baquets de los coches de rallies. El tapizado en color negro con pespuntes rojos, los pedales metálicos, la palanca de cambios muy compacta y los emblemas GR visibles en detalles como el cuadro de instrumentos también aportan singularidad al GR Yaris.

Toyota tiene razones de sobra para presumir de sus éxitos deportivos. En raids, Mundial de Resistencia y Mundial de Rallies sus coches, han jugado un papel destacado y, afortunadamente, la marca japonesa ha trasladado ese 'momentum' –como lo denominan los anglosajones– con una gama de modelos de altas prestaciones. El primero de ellos va a ser el GR Supra y le seguirá el esperadísimo GR Yaris.

Esta versión 'hi-sport' nace del exitoso bagaje del equipo Toyota Gazoo Racing WRT en el Mundial de Rallies, pero al mismo tiempo es la semilla del próximo Yaris World Rally Car. El GR Yaris que llegará en la segunda mitad de año a Canarias servirá como punto de partida para la homologación del coche que competirá en el WRC a partir de 2021. Por ello y por todo, en su creación han tenido algo que decir el departamento de competición de la marca y Tommi Mäkinen Racing. Es decir, olvídense de referencias como Nürburgring, el GR Yaris ha sido concebido como un coche de rallies, así que las carreteras canarias van a ser su medio natural. Lo recibiremos con los brazos abiertos en el último trimestre de año.

Para tener como punto de partida una buena relación peso-potencia, la carrocería –reforzada en su sección inferior– emplea materiales livianos como el polímero reforzado con fibra de carbono del techo y el aluminio de capó, puertas y portón trasero. El reparto de ese peso también ha sido objeto de un concienzudo estudio, de ahí que el motor ocupe una posición más retrasada y que la batería se haya ubicado en el maletero. Al servirse de la nueva plataforma, también saca partido a un mayor ancho de vías posterior y a un nuevo sistema de suspensión trasera de dobles triángulos. El resultado: 1.280 kg.

En el otro lado del ring, está el propulsor que aporta 261 CV y 360 Nm. Aquí también Toyota innova con un bloque tres cilindros –una estructura con una larga tradición en el Yaris– sobrealimentado y con 1.618 cc, equipado con tecnologías desarrolladas en la competición como la refrigeración de pistones con multiinyección de aceite, válvulas de escape sobredimensionadas y admisión mecanizada. El resultado es una relación peso-potencia de 4,9 kg/CV, cifra que es la llave para una capacidad de aceleración que permite al GR Yaris alcanzar los 100 km/h desde parado en 5,5 segundos. Su velocidad máxima está limitada a 230 km/h.

Según la marca, se ha escogido su transmisión manual de seis velocidades para poder hacer frente a ese gran caudal de par que aporta este motor. Y para hacerlo más capaz a nivel dinámico, más sofisticado y más próximo al Yaris WRC que conquistó el mundial de constructores en 2018 y el de pilotos en 2019 con Ott Tänak al timón, estrena un nuevo sistema de tracción total GR-Four.

La flexibilidad del sistema GR Four es tal que la totalidad del par puede focalizarse en las ruedas delanteras o en las traseras. El conductor –aunque en un coche así quizá sea mejor decir piloto– puede ajustar su funcionamiento mediante un selector con las posiciones normal (60:40), sport (30:70) para su uso en carreteras de montaña y 'track' (50:50) para su uso en circuito o en un tramo cronometrado. En cualquier caso, ese reparto de par se ajusta automáticamente según el tipo de conducción, el comportamiento del vehículo y las condiciones de la carretera. La marca asegura que su funcionamiento mejora el de los sistemas de tracción total permanente con un diferencial central.

Toyota ofrecerá como opción un 'Pack Circuit' que añade dos diferenciales tipo Torsen cuya misión es distribuir el par entre las ruedas derecha e izquierda. Este paquete también incluirá unas suspensiones de alto rendimiento ajustables y unas llantas forjadas de 18'' calzadas con unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4s 225/40 R18.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook